Sigue a Diariodelviajero

cerro de los 7 colores

Al viajar por el norte andino de Argentina, los viajeros se internan por paisajes variados y con un gran magnetismo. Desde las selvas de la provincia de Tucumán hasta las salinas de Jujuy, los caminos recorren sierras y quebradas encadenando pueblos. A las espaldas de Purmamarca se encuentra el conocido como cerro de los 7 colores, uno de los más fotografiados del noroeste argentino.

El Cerro de los Siete Colores es uno de los cerros que bordea la Quebrada de Purmamarca, un pueblo índigena ubicado a 64 Km. de San Salvador de Jujuy.

Este cerro recibe su nombre por la peculiar gama de colores que se reflejan muy temprano, con los primeros rayos de sol, y que se aprecian en la gran mole rocosa y que varía de tonos naranjas a violetas. Ese arcoiris natural es producto de una compleja historia geológica que incluye sedimentos marinos, lacustres y fluviales elevados por los movimientos tectónicos.

Cuenta con grandes unidades geomorfológicas y con materiales de ambientes continentales y marinos que van desde el Precámbrico (hace más de 600 millones de años) hasta los depósitos más recientes del Cuaternario.

  • Color rosado: compuesto por arcilla roja, fangolitas (fango) y arilitas (arena). Edad estimada: 3 a 4 millones de años.
  • Color blanquecino: piedra caliza o calcárea, cualitas de color blanco. Edad: 400 millones de años.
  • Colores pardos, marrones y morados: Compuesto por plomo y margos arnidosos, ricos en carbonato de calcio. Edad: 80 a 90 millones de años.
  • Color rojo: compuesto por arcilitas (hierro)y arcillas pertenecientes al Terciario superior. Edad: 3 a 4 millones de años.
  • Color verde: compuesto por filitas, pizarras de óxido de cobre. Edad: 600 millones de años.
  • Color pardo terroso: fanglomerado compuesto por roca con manganeso perteneciente al Cuaternario. Edad: 1 a 2 millones de años.
  • Color amarillo mostaza: areniscas calcáreas con azufre. Edad: 80 a 90 millones de años.

Desde Purmamarca salen excursiones a pie por los cerros, en un circuito que lleva aproximadamente una hora de caminata. Para poder apreciar en todo su esplendor el Cerro de los 7 colores habrá que madrugar y esperar los primeros rayos de sol reflejados en las rocas multicolores, desde las afueras del pueblo.

Foto | TimSnell
En Diario del Viajero | Purmamarca: una joya escondida entre colores
En Diario del Viajero | Tilcara: Naturaleza y tradición en el corazón de la Quebrada de Humahuaca

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios