Los Jardines de la Bahía de Singapur: súper árboles e invernaderos colosales

Sigue a Diariodelviajero

Gardens by the Bay

Hay ciudades que, ante la falta de atracciones turísticas heredadas de los habitantes del pasado, se ponen manos a la obra para crear nuevos lugares destacados que despierten el interés del viajero. Es el caso de Singapur, que inauguró el pasado verano el colosal conjunto de jardines llamado Gardens by the Bay, o Jardines de la Bahía.

Este complejo creado como nuevo pulmón de la ciudad y espacio de ocio se compone de tres grandes áreas: el Jardín Central de la Bahía, el Jardín Este de la Bahía y el Jardín Sur de la Bahía, siendo este último el mayor en cuanto a extensión así como el principal reclamo del lugar y sobre el cual vamos a tratar en este artículo.

Los dos macro-invernaderos

El corazón de este descomunal circuito de parques son los dos invernaderos de espectacular tamaño y biodiversidad, el Bosque de Nubes o Cloud Forest y la Cúpula de las Flores o Flower Dome, que contienen más de 220.000 en las dos hectáreas que suman ambos recintos.

Más de un visitante recuerda la película Avatar cuando pasea por el Bosque de las Nubes, que como supondréis se caracteriza por estar empapado por una intensa niebla que impide una visión general y que nos hace ir descubriendo sus encantos poco a poco. Dentro de él encontraremos el Jardín Secreto. No olvidéis llevar una chaqueta porque aquí la climatización es más fría.

La Cúpula de las Flores
es más soleada aunque no temáis pasar calor. Aquí encontraremos, claro está, muchas flores que se reparten por diferentes jardines temáticos como el Jardín Mediterráneo o el Jardín del Sur de África, entre otros.

Gardens by the Bay

Skyway OCBC

La verdadera atracción del Jardín Sur de la Bahía es el llamado Skyway OCBC, un paseo suspendido entre los “súper árboles” artificiales. Se trata de unas enormes estructuras de hormigón de hasta 50 metros de alto y con forma de árbol que funcionan como jardines verticales, alojando innumerables plantas trepaderas. Sin embargo, al ser construcciones bastante nuevas, aún no están completamente cubiertas por la vegetación y, de momento, dan la sensación de estar algo desnudos. Deberán pasar años hasta que el proceso de cobertura esté completo.

Este paseo lleva sólo unos minutos realizarlo, siendo de una extensión de 128 metros, por lo que su precio de 5 dólares puede ser un poco excesivo.

Zonas gratuitas

Más allá de las grandes zonas para las que tenemos que pagar por visitar, existen unos cuantos jardines gratuitos que no les van a la zaga a los anteriores. Entre estos, encontraremos varios temáticos como el Jardín de Malasia, el Jardín Índico, el Jardín Colonial o el Jardín Chino.

Cómo llegar, precios y otros datos de interés

La mejor forma para llegar a este lugar desde la estación Bayfront es coger el MRT en la Línea Circular en dirección a Marina Bay Sands Convention Centre. Una vez allí, iremos hasta el Jardín Sur de la Bahía a pie por el Puente de la Libélula.

Por 28 dólares conseguiremos una entrada combinada para los dos invernaderos (El Bosque de las Nubes y La Cúpula de las Flores), y tendremos que pagar además otros 5 dólares si queremos caminar por el Skyway OCBC. Id con paciencia porque las colas son largas (al menos media hora o 45 minutos) y no olvidéis pedir un vale para poder entrar y salir varias veces en el mismo día.

Dentro del recinto encontraremos numerosos restaurantes de comida local, así como de otras partes de Asia o Europa. Sin embargo, si buscamos una opción más económica, también podremos comprar comida en puestos ambulantes en las inmediaciones del lugar. No podremos fumar en toda la zona y, además, está prohibida la entrada a mascotas.

Fotos | Shiny Things, Shiny Things
Enlace | Gardens by the bay
En Diario del Viajero | Visitas gratuitas por Singapur
En Diario del Viajero | Ice Kacang: el postre de los mil ingredientes

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario