Sigue a

Jardines Upper Barracca Malta

Unas de las imágenes más bellas que me llevo de la estancia en La Valeta es la de los Jardines Upper Barracca, un delicioso mirador sobre el Gran Puerto en el que puedes contemplar atardeceres espectaculares.

Visité estos jardines en varias ocasiones, pudiendo comprobar de este modo las diferentes tonalidades que los distintos momentos del día van imprimiendo en el mar, en las Tres ciudades majestuosas al fondo, en los barcos que llegan y en los que se alejan, en los cañones que recuerdan la historia de Malta…

La razón de que pasara tantas veces por estos jardines es que me alojé en La Valeta en un hotel contiguo, de modo que había que aprovechar la oportunidad.

Se trata de unos jardines muy agradables para el paseo, para el descanso y para obtener unas bonitas vistas. Hace unos días os hablaba de otro mirador, justo en la parte opuesta del puerto, ahora son las Tres ciudades, Cospicua, Senglea y Vittoriosa, las que completan el lienzo a nuestro frente.

Si vamos rodeando los jardines, observamos la entrada al Puerto y el mar abierto, pero por el otro extremo podemos obtener también una bonita panorámica de buena parte de La Valeta.

Los Upper Barracca Gardens, del siglo XVII, fueron elegidos por los administradores británicos para levantar monumentos a personalidades ilustres. Me llamó la atención una placa, evidentemente posterior, en honor a Einstein.

Jardines en La Valeta

La Saluting Battery, saludando a cañonazos

El jardín, adornado con arcadas, esculturas y una fuente, cuenta con dos niveles. En la parte inferior del Bastión de San Pedro y San Pablo es donde se sitúa una hilera de cañones. Durante siglos este punto sirvió para la defensa naval, pero en la actualidad se ha convertido en una atracción turística más.

En este lugar cada día a las 12 en punto del mediodía, tras una pequeña ceremonia, representada con voluntarios vestidos con uniformes del siglo XIX que representan la Artillería Real de Malta, se dispara un cañón a modo de saludo.

Este ruidoso rito que proviene de la época victoriana, la “Old saluting battery”, se escucha a varios kilómetros.

Construida en el siglo XVI, la batería estuvo utilizándose continuadamente hasta 1960 para medir el tiempo, ya que los cañonazos al salir y al ponerse el sol indicaban el principio y el fin del día laboral, así como también las horas de apertura y cierre de las puertas de la ciudad.

El cañonazo del mediodía daba a conocer a los marineros del puerto la hora exacta, lo cual era necesario para la puesta en hora de los relojes a bordo de los barcos para que pudieran navegar con precisión. La Batería fue restaurada en 2005, completada con once cañones originales británicos ’24-pounder’ de la última mitad del siglo XIX.

Cuando estuve en estos jardines se cobraba una pequeña entrada por acceder a la parte inferior, que estaba solo abierta a determinadas horas, imagino que para quien quiera ver el saludo a cañonazos más de cerca. Eso sí, lo veréis y oiréis perfectamente desde la parte superior.

En definitiva, sea por las magníficas vistas del Gran Harbour y la capital maltesa, sea por el rito de la Saluting Battery, la visita a los Jardines Upper Barracca en La Valeta es más que recomendable. Por cierto, también existen los “Lower Barracca Gardens”, y sobre ellos os hablaré pronto.

Más información | Saluting Battery
Fotos | Eva Paris en Diario del viajero
En Diario del viajero | Malta y sus coloridos barcos típicos, La “Iglesia Redonda” de Xewkija en Gozo, Malta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios