La ruta de los relojes en la Selva Negra (Alemania)

Sigue a

relojes alemania

Me llega noticia de una ruta muy especial, ideal para los amantes del tiempo marcado entre esferas. La ruta alemana de los relojes recorre los bellos lugares vacacionales en la Selva Negra y la región Baar.

Al suroeste de Alemania, la Selva Negra es un importante destino turístico, y cuenta entre sus características más tradicionales y renombradas, con los relojes de cuco. De hecho, aquí se encuentra el reloj cucú más grande del mundo, en Schonach.

Por esta ruta de los relojes se siguen las huellas de los famosos relojeros de la Selva Negra. Con un circuito de casi 320 kilómetros desde Villingen-Schwenningen por Rottweil, Waldkirch, Titisee…

En este recorrido encontramos interesantes museos y tentadores atractivos turísticos: las fábricas de relojes, los talleres de relojes y los estudios de diseñadores gráficos muestran al visitante sus quehaceres cotidianos.

Y es que la tradición relojera en la Selva Negra viene de antiguo, y existe una gran variedad de relojes, para todos los gustos y oídos, desde los relojes solares a los relojes atómicos. Los “trompeteruhren”, relojes de pared que dan la hora con música de trompetas o los “flötenuhren”, relojes con mecanismo abierto o cubierto como una flauta, son sólo una pequeña muestra.

relojes

Una cita imprescindible es el Museo Alemán de los Relojes, en Furtwangen, que además de mostrar una excelente colección de los mismos, muestra las posibilidades de medir los husos horarios del mundo. En esta pequeña ciudad alemana se fundó la Escuela de Relojería en 1850.

Pero no sólo de relojes vive esta zona. Además, descubriremos otros encantos típicos, desde ciudades históricas a los pintorescos pueblos de la Selva Negra y sus casas con techos de ripia o sus típicas granjas, los espectaculares paisajes de cristalinos riachuelos con truchas, frescos prados y verdes bosques…

Por supuesto, no hemos de dejar de probar las deliciosas especialidades gastronómicas: aguardientes frutales, vinos, robustos panes del pueblo recién salidos del horno y jamón de la Selva Negra, o la auténtica tarta de cerezas “Selva Negra“.

Otras citas imprescindibles de esta zona de la Selva Negra, la sierra boscosa de 200 kilómetros de largo y hasta 60 kilómetros de ancho, son:

  • El Gutachtalbrücke, el puente más alto de la Selva Negra.
  • La reserva natural Schwenninger Moos con el manantial del río Neckar.
  • La iglesia barroca y el convento de San Pedro (siglo XI).
  • La cascada en Triberg.
  • El manantial del río Danubio en la fuente de Martín.
  • El molino Hexenloch.
  • Las atalayas de Brend y Stöcklewald…

Seguro que el tiempo correrá que vuela cuando estemos visitando la ruta de los relojes en la Selva Negra. Y, cómo no, aprovecharemos para traernos un souvenir en forma de reloj…

Más información | Alemania Turismo, NG Viajes
Foto | mapelli.francesco en Flickr-CC
En Diario del viajero | Cruceros por ríos de Europa, Picasso en la Selva Negra

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario