Compartir
Publicidad
Publicidad
Skellig Michael, la isla de Irlanda donde se ha rodado "Star Wars: El despertar de la fuerza"
Europa

Skellig Michael, la isla de Irlanda donde se ha rodado "Star Wars: El despertar de la fuerza"

Publicidad
Publicidad

"Star Wars: El Despertar de la Fuerza", está rompiendo la taquilla de todo el mundo y ya supera los 2.000 millones de dólares recaudados. Una máquina cinematográfica infalible que también tiene su impacto en el turismo, en concreto en los lugares donde se rueda cualquier parte de la saga.

A las localizaciones de la historia de Star Wars ya conocidas, tenemos que ir sumando las nuevas, y hoy nos fijamos en una de ellas: la isla de Irlanda de Skellig Michael.

Skellig Michael es una isla declarada patrimonio mundial de la UNESCO que llevan tiempo recibiendo visitas de personas que buscan soledad. En el siglo VI un grupo de monjes llegó a la isla y esculpieron cientos de escalones para alcanzar la cima de la isla, en la que construyeron un monasterio.

Pero si hay una visita que ha colocado Skellig Michael en un lugar destacado esa es la de J.J. Abrams, director de la última película de Star Wars y que tuvo claro, en cuanto vió la isla, que ese era el lugar que estaban buscando para una escena que, si habéis visto la película, habréis reconocido perfectamente.

En el pueblo costero cercano de Portmagee ya saben lo que es vivir cerca de la isla de Star Wars. Ellos ya vieron el trasiego del equipo técnico, pues era en este pequeño pueblo pesquero de casas de colores donde descansaban, comían, bebían...

Es precisamente desde este pueblo desde donde salen los barcos que permiten visitar Skellig Michael y la vecina Little Skellig.

Los amantes de la saga podrán visitar The Bridge Bar, el bar donde Luke Skywalker aprendió a servir una punta y donde se celebró la fiesta de fin de rodaje de la película. Además, podemos comer donde lo hacía el equipo, en The Moorings.

8045601814_5b30628e0f_o.jpg

La verdad es que viendo la fotos de la zona tenemos que agradecer que J.J. Abrams haya puesto en el mapa este destino que seguro a muchos se puede escapar.

Visitar la isla parece una experiencia asombrosa, no sólo porque su mágica aparición en el Océano sino por las vistas que desde lo alto de la misma nos promete. Eso sí, para ello antes tendrás que subir los 600 escalones que aquellos monjes colocaron en el siglo VI. Merecerá la pena estar a 218 metros de altura... en el medio del océano.

Más Información | Descubre Irlanda

En Diario del Viajero | ¿Dónde está el Tatooine de ‘Star Wars’?
Imagen | Florian Christoph, psyberartist

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad