Los que comen chocolate, engordan menos: ¡vámonos a los mejores sitios del mundo para comer chocolate!

Síguenos

640px-bowl_of_truffles.jpg

Tal y como sugiere un estudio publicado en la revista Archives of Internal Medicine por Beatrice Golomb y sus colegas del Departamento de Medicina Interna de la Universidad de San Diego, las personas que consumen más chocolate tienen un índice de masa corporal más bajo (y, en consecuencia, apenas sufren obesidad ni sobrepeso) si las comparamos con las personas que no son especialmente aficionadas al cacao.

El estudio se llevó a cabo estudiando los hábitos alimenticios de 1.000 adultos sanos, de entre 20 y 85 años. Más que la cantidad, al parecer, lo importante es la frecuencia en el consumo del chocolate.

Así pues, ahora que ya no tenemos excusa para disfrutar del buen chocolate, vamos a visitar los mejores lugares del mundo para ponernos las botas.

Bélgica

No es un tópico, el chocolate belga es el CHOCOLATE, con mayúsculas. No en vano, en este país funcionan 12 fábricas de chocolate, 16 museos de chocolate y más de 2.100 tiendas de chocolate. Sus primeras fábricas se remontan a la llegada de los primeros granos de cacao a Europa.

Con toda la justicia del mundo, Bruselas es conocida como la “Capital del Chocolate”. Y es que en Bruselas está la sede de dos de las mayores empresas de chocolate en el mundo: Godiva y Leonidas.

Suiza

Suiza ostenta un record con el chocolate: es el país donde más chocolate se consume per cápita. Y es que aquí están las fábricas de chocolate de Cailler-Nestlé, Toblerone, Lindt, Treuscher y Sprüngli.

el Swiss Travel System, junto con Cailler-Nestlé, ofrece un recorrido en El tren del chocolate suizo. El tren sale de Montreux y hace una parada en Gruyères (donde se hace el queso gruyere) antes de fin de llegar a Broc, donde los viajeros pueden realizar un tour de la fábrica de Cailler-Nestlé.

Algunas otras tiendas grandes de chocolate en Zúrich incluyen a Truffe, Schrober y Merkur.

A pesar de las apariencias, el chocolate lo descubrió Suiza bastante más tarde que Italia, y no se hizo famoso hasta el siglo XIX. El personaje que le dio más popularidad fue un tal Amédée Kohler, al que se le ocurrió la feliz idea de mezclar chocolate con avellanas en la década de 1830. Daniel Peter, 45 años más tarde, mezcló leche con cacao y creó así el chocolate con leche. Esta mezcla la hizo más refinada tiempo después Rodolphe Lindt, añadiendo mantequilla de cacao a la pasta de chocolate.

Finalmente, el chocolate no empezó a venderse cubierto por los envoltorios que estamos acostumbrados a ver hasta 1913; gracias a Jules Séchaud dejamos de mancharnos los dedos de chocolate. Hace poco se cumplió el centenario de otro hito en el mundo chocolatero: la invención del Toblerone por parte de Theodor Tobler y su primo Emil Baumann. Es el chocolate más exportado de Suiza, y no es para menos, pues su forma continúa siendo ciertamente original; y su sabor, una mezcla de chocolate con almendras y miel, inspirado en el turrón italiano, no se resiste a ningún paladar.

Barcelona, España

Aunque no lo parezca, Barcelona es un lugar icónico en el mundo chocolatero por dos poderosos motivos. El primero es que los españoles fueron los primeros europeos que pudieron disfrutar del chocolate cuando fue importado desde el Nuevo Mundo. El segundo es que en Barcelona está a primera máquina de chocolate, que fue construida en 1780.

La Barcelona de hoy celebra su herencia gastronómica con un museo dedicado al chocolate, el Museo de La Xocolata.

Algunas tiendas imprescindibles para disfrutar del buen chocolate en Barcelona son Dulcinea, Fargas y la Pastelería Escribá.

Oxaca, México

El cacao forma parte inseparable de la vida de los mexicano, tanto cultural como gastronómicamente. Los antiguos mesoamericanos fueron los primeros chocolateros del mundo. La primera referencia que se conoce del chocolate se remonta a 1502, cuando Cristóbal Colón fue obsequiado el jefe indígena de Guajana (Honduras) por el con unas bayas de cacao que se empleaban como moneda de cambio.

En la calle 20 de Noviembre podremos encontrar situados a los tres mayores productores de chocolate en la ciudad: Moyordomo, Guelaguetza y La Soledad.

San Francisco, Estados Unidos

La Bahía de San Francisco es el hogar de uno de los más antiguos fabricantes de chocolate de Estados Unidos. Entre otras tiendas que vale la pena visitar se encuentran Michael Recchiuti, Trufa XOX, Richart San Francisco, Bella Cacao, Tcho, Coco Luxe y Christopher Elbow Chocolates.

Hershey, Pensilvania, Estados Unidos

Hershey tiene el apodo de “la ciudad más dulce de la Tierra”. Y es que en esta ciudad está la sede de The Hershey Company y la Compañía HB Reese Candy. Algunas de las atracciones más populares incluyen el Hershey´s Chocolate World, el Museo de la Historia de Hershey y el Spa de chocolate.

Hershey es una de las compañías de chocolate más antiguas en Estados Unidos, además de un ícono en la cultura estadounidense por su famosa barra de chocolate.

Vía | Rankeen
Foto | Rdsmith4
En Diario del Viajero | Un templo al chocolate en Bruselas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios