El fascinante Parque del Laberinto (Barcelona)

Síguenos

Laberint d'Horta

Si hay un lugar que me fascina de Barcelona, ése es el Parque del Laberinto de Horta (Parc del Laberint d’Horta), el más antiguo de la ciudad. Es un parque mágico y misterioso, situado en las afueras de la ciudad, a los pies de la montaña de Collserola y lejos del mundanal ruido (y de las hordas turísticas). Está formado por un jardín neoclásico, otro romántico y un espectacular laberinto de cipreses, todo ello salpicado de estatuas con alegorías mitológicas.

Las obras del parque empezaron a finales del siglo XVIII, en lo que entonces era la finca particular de la familia Desvalls. Durante todo el siglo XIX se realizaron ampliaciones, hasta llegar a las más de nueve hectáreas de superficie. Finalmente en 1967 los Desvalls cedieron el parque y el palacio al Ayuntamiento de Barcelona.

El Laberinto

Es quizá el mayor atractivo del lugar. Está formado por 750 metros de cipreses recortados y se halla en el nivel inferior de los tres que componen el parque. Una estatua de Eros, el representante mitológico del amor, nos espera en el centro del rompecabezas. Se dice que el truco para salir es virar casi siempre a la derecha. Advierto, no es tan fácil ;)

Los jardines

El jardín neoclásico se reparte por los dos niveles situados sobre el laberinto. En el intermedio, hay dos templetes de estilo italiano con estatuas de Dánae y Artemis, mientras que en el superior se halla el Pabellón de las Nueve Musas. Entre ambos niveles hay una imponente escalinata, y detrás del pabellón encontramos un idílico estanque.

Si en el jardín neoclásico nos sentimos transportados al mundo palaciego del Renacimiento, en el jardín romántico, desparramado irregularmente junto al anterior, parece que nos hallamos en un mundo de ficción. Está formado por grandes árboles, y bajo ellos encontramos todo tipo de arbustos y parterres. Sólo el murmullo de la cascada de su parte norte rompe el silencio de este lugar intrigante y sombrío (llegó a tener la copia de un cementerio medieval en su interior).

Arte y arquitectura

Laberint d'Horta

El gusto exquisito en el diseño del parque y la elección de sus árboles se complementa con multitud de estatuas, siempre relacionadas con el mundo clásico y mitológico. A parte de las ya mencionadas podemos encontrar otras dedicadas a Dionisio (dios del vino), a las ninfas y las musas, etc.

En el Pabellón de las Musas, interesante edificio neoclásico, era donde se producían las recepciones y eventos sociales de la antigua familia propietaria. Hasta tres reyes de España fueron recibidos en estos espectaculares aposentos.

Cerca de la entrada se halla el que fue palacio familiar de los Desvalls, de estilo neogótico. Está adosado a la llamada Torre Sobirana, antigua torre militar del siglo XIV que, evidentemente, se hallaba en la finca antes de la construcción del parque y fue preservada.

Llegada y acceso


View Larger Map

Aunque el parque está alejado del centro, no es excesivamente difícil llegar. Se encuentra en el Passatge dels Castanyers, cerca del Velódromo de Horta (ocasionalmente utilizado para conciertos y festivales). La estación de metro más cercana es Mundet, en la línea verde (la misma que para en las Ramblas, entre otros). A partir de aquí, tenemos un pequeño paseo.

Hay que pagar entrada para acceder (algo más de dos euros), sin embargo es gratis para niños, parados y jubilados, y para todos los públicos los miércoles y domingos. En estos casos, se sigue controlando la entrada, ya que el aforo máximo permitido es de 750 personas, para no dañar el parque y preservar su tranquilidad.

Abre todos los días a las 10 de la mañana y cierra al anochecer. No se puede acceder durante la última hora antes del cierre. Tampoco se permiten mascotas, patines, bicis, comida, etc. Es sin embargo un lugar ideal para pasear con alguien o para leer en tranquilidad.

En mi humilde opinión, el del Laberinto me parece un parque mucho más interesante que el Park Güell. Aunque su arquitectura no sea tan espectacular como la de Gaudí, la belleza de sus jardines es insuperable. Si vais a Barcelona, no dejéis de visitarlo.

Más información | Ajuntament de Barcelona
Imágenes | Wikimedia Commons
En Diario del Viajero | Los parques más bonitos de España

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios