Síguenos

En 1994 se estrenaba una de esas películas que uno no se cansa de ver: Il postino o El cartero. El amor y la Naturaleza son protagonistas de la historia. Ideal para una escapada romántica de San Valentín.

La peli cuenta la historia de un escritor (Pablo Neruda) que llega a un pequeño pueblo en una isla del sur de Italia. Los escenarios y la banda sonora acompañan maravillosamente la historia de amistad entre el escritor exiliado y el humilde pescador convertido en su cartero personal.

Y el amor entre Beatrice y Mario no podría tener mejor telón de fondo que el pueblo de Pollara, en la isla de Salina, frente a las costas de Sicilia.

Allí se filmó gran parte de la película y hacia allí podemos dirigirnos para disfrutar de un San Valentín distinto e íntimo. En el pueblo no viven más de 70 personas durante el invierno, pero hay alojamiento y pequeños restaurantes de cocina local alrededor de la piazzeta frente a la Iglesia de San Onofrio, lugar de encuentro obligado.

En la isla podremos visitar Santa Marina, Malfa o Leni, los principales núcleos poblados de la isla. Pero la mayor riqueza de Salina es su naturaleza y su paisaje.

Está compuesta por seis volcanes, los más antiguos son Pizzo di Corvo y Monte Rivi, ya desgastados y perdidos casi en el paisaje. En cambio los volcanes Monte Fossa delle Felci y Monte dei Porri mantienen su perfil y sus cráteres intactos.

Si quieres revivir la historia de Beatrice y Mario, te dejamos aqui algunas imágenes para que te “inspires” y te dejes acompañar por las palabras de Neruda:

Desnuda eres tan simple como una de tus manos:
lisa, terrestre, mínima, redonda, transparente.
Tienes líneas de luna, caminos de manzana.
Desnuda eres delgada como el trigo desnudo.

Desnuda eres azul como la noche en Cuba:
tienes enredaderas y estrellas en el pelo.
Desnuda eres redonda y amarilla
como el verano en una iglesia de oro.

Desnuda eres pequeña como una de tus uñas:
curva, sutil, rosada hasta que nace el día
y te metes en el subterráneo del mundo

como en un largo túnel de trajes y trabajos:
tu claridad se apaga, se viste, se deshoja
y otra vez vuelve a ser una mano desnuda.

Video | Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario