¿Por qué se llama como se llama? (y II) Lepe, América, Lisboa...

Sigue a Diariodelviajero

Lepe

Seguimos descubriendo el curioso origen de los nombres de algunos lugares a los que podemos viajar, iniciado en la anterior entrega de este artículo, acaso para abordarlos desde una faceta que nos muestre alguna esencia secreta.

¿Os imaginais fundar todo un país con vuestro nombre? Solo dos personas en toda la historia han conseguido tamaña gesta: Abdelaziz ibn Saud (1876-1953), fundador de Arabia Saudí, y Cecil Rhodes, el creador de Rhodesia, hoy dividida en Zambia y Zimbabue.

Lepe, la diana de los chistes

Lepe es el paradigma de pueblo habitado por tontos. Obviamente, esto no responde en absoluto a la realidad, pero no importa: para el imaginario popular, Lepe está lleno de gente tonta, y eso ha promovido miles de chistes que toman a este municipio de la provincia de Huelva como diana de sus puyas.

Las primeras señales de gente viviendo en la zona donde se levanta hoy Lepe se remontan a la época fenicia. Los romanos le llamaron Laepa, adaptación de un topónimo anterior de origen y significados desconocidos, tal y como explica Fernando Garcés en su libro Tópicos de España:

En la época de los descubridores, aportó varios marineros a las flotas de las Indias. Entre ellos, Rodrigo de Triana, el primer tripulante de la expedición de Colón en divisar el Nuevo Mundo y gritar: “¡Tierra!”. Por eso en el escudo de armas de Lepe aparece el marinero señalando con su brazo a América. El origen de los chistes de Lepe no está claro, como es habitual en esta clase de temas. Algunas fuentes consideran que su popularidad se debe a Manuel Summers (1935-1993), conocido director de cine que vivió en la localidad durante muchos años y se inspiró en el humor de sus vecinos para hacer alguna de sus películas. Para otros autores, recuerdan a un par de humoristas llamados Lepe y Alady, que solían comenar sus actuaciones diciendo “¿Conocen el último chiste de Lepe?”

La localidad de Lepe está hermanada con la manchega de Tomelloso porque los vecinos de ambos lugares son protagonistas involuntarios de chistes.

América

ColónAmérica debería llamarse Columbia, porque su descubridor fue Cristóbal Colón. Sin embargo, Américo Vespucio acabó por imponerse sobre Colón. La razón no es fácil de explicar en pocas palabras, pero podría resumirse en: Américo escribía mejor que Colón, o al menos escribía de una forma más popular.

Sin embargo, también cabe recordar que hay una serie de historiadores que discrepan a propósito del bautismo de América: a su juicio, América se llamó así por un rico comerciante de origen galés asentado en Bristol llamado Richard Ameryk, que financiaría diversas travesías al continente. Pero en los diarios de Americo, al leer el cartógrafo alemán Martin Waldseemüller en 1507 la palabra América, creyó que se refería a su nombre, y no al de Richard Ameryk. Una hipótesis que cobra fuerza si tenemos en cuenta de que, en caso de que Américo hubiera decidido bautizar América, lo hubiera hecho con su apellido, no con su nombre (ergo, debería llamarse Vespucia).

Lisboa

La capital de Portugal se llama así por Ulises, que según la leyenda fundó Lisboa tras abandonar Troya.

Otros nombres bonitos

Addis Abeba significa “flor nueva”. Kuala Lumpur significa “Confluencia fangosa”,

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario