Compartir
Publicidad
Publicidad
San Juan de Gaztelugatxe, consejos para acceder
Consejos

San Juan de Gaztelugatxe, consejos para acceder

Publicidad
Publicidad

En la costa central de Vizcaya se encuentra uno de los lugares más especiales del País Vasco, la ermita de San Juan, dentro del islote de Gaztelugatxe. Es uno de los lugares más visitados de todo Euskadi. Estamos hablando de San Juan de Gaztelugatxe para darte nuestros consejos para acceder al islote.

Como en otras rutas de senderismo, es básico llevar un calzado adecuado y haber mirado los mapas o haberlos descargado en el móvil en alguna app que nos permita consultarlos aún sin internet. Un poco de agua y comida, y listos para descubrir uno de los puntos más bellos del País Vasco.

Cómo llegar

Para llegar a San Juan de Gaztelugatxe hace falta conducir hasta Bermeo, que además está muy cerca del puerto de Mundaka. Tras visitar la ermita, también podéis ir a uno de los hot spot del surf, gracias a su famosa y espectacular ola. Podéis dejar el coche en un parking, en la salida de San Juan de Gaztelugatxe.

Desde el parking, tenéis una hora de camino hasta la ermita. Al principio del camino encontraréis un restaurante con unas vistas preciosas a la isla de Gaztelugatxe, que es muy útil para tomaros un café o comprar un bocadillo para el camino. Tened en cuenta este restaurante en caso de lluvia. A nosotros nos salvó de una gran tormenta en el País Vasco, donde los días de lluvia son muchos.

Juan1

El camino es muy sencillo. Con unas buenas zapatillas podréis recorrerlo sin muchos problemas. La parte más complicada es el principio. El camino empieza siendo una buena rampa hacia abajo para bajar hasta el nivel del mar, y si llueve puede estar encharcado y lleno de barro.

Tras 15 o 20 minutos os encontraréis un mirador muy bien colocado con la que, para mí, es la vista más espectacular de la ermita y el islote. Veréis lo que digo, que la ermita de San Juan está en el sitio más inaccesible, atrapada en la isla de Gaztelugatxe. Nosotros aprovechamos el mirador para comernos el bocata.

Posteriormente, tenéis otros 15 o 20 minutos de más bajada hasta que lleguéis a una carretera muy estrecha que os lleva hasta el puente que comunica la isla con el continente. Desde ahí también hay muy buenas vistas de la ermita y los acantilados de la zona.

Una vez estéis al nivel del mar os tocará subir por una gran escalera que sube por el islote hasta llegar hasta la ermita de San Juan. La subida cansa un poco pero poco a poco la vista de la meta, ayuda a culminar la escalada. Además, a medida que subáis os encontraréis con unas cruces numeradas con números romanos hasta llegar a la cruz nº XX, que os indica que habréis llegado a la ermita.

Juan3

Costumbres en la ermita

La ermita de San Juan de Gaztelugatxe data del siglo X. Normalmente está cerrada al público. Tiene una campana que todos los visitantes tocan. Según la tradición hay que tocar la campana tres veces de espaldas a la ermita y luego pedir un deseo.

Esta costumbre se supone que también ahuyenta a los malos espíritus. Hay otras leyendas relacionadas con esta ermita, como que cura muchas enfermedades relativas al dolor de cabeza, o como que la Inquisición guardaba a algunos acusados de brujería en las pequeñas cuevas que hay en el islote.

Esta isla también ha sido un punto estratégico para algunas guerras, incluida la Guerra Civil. En las aguas cercanas a este islote se produjo la Batalla del Cabo Machichaco, donde se produjo una gran batalla entre los contendientes.

Juan4

El camino de vuelta es un poco más complicado que el de ida, porque hay más subida que bajada, pero se trata de algo más de una hora de caminata. Una vez llegado al parking podréis hacer una última foto a San Juan de Gaztelugatxe, la ermita atrapada en una isla de Euskadi.

En Diario del Viajero | Lekeitio, uno de mis puertos favoritos en Euskadi
En Diario del Viajero | La ruta de Flysh por la costa y el geoparque de Deba – Zumaia, uno de los tesoros naturales del País Vasco

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos