Sigue a Diariodelviajero

Si te dicen que a un paso de la Costa del Sol puedes encontrarte con orcas, no pienses en las señoras gordas de la playa. Se trata de las visitantes habituales en el Estrecho de Gibraltar que en esta época del año se unen a los “estables”: delfines y ballenas.

Hace poco estando en Tarifa, a menos de una hora de coche de la Costa del Sol, veía que las agencias locales ofrecían visitas para observación de estos animales. Como en la Península Valdés en Argentina o en las Islas Canarias, la observación desde altamar es una experiencia altamente recomendable.

En el Estrecho pueden observarse habitualmente en estas salidas ejemplares de delfines listados, mulares o “nariz de botella”, los comunes y los calderones o ballenas piloto.

Se calcula que en aguas del Estrecho viven aproximadamente 300 ejemplares de ballena piloto y unos 2.500 delfines en la bahía de Algeciras. Esporádicamente se pueden avistar algunos ejemplares de cachalotes y rorcuales. Éste último, con sus 20 metros de longitud y más de 80 toneladas de peso, es el segundo animal más grande del planeta.

La posibilidad de avistar algunos de todos estos mamíferos marinos es bastante alta y de hecho, unas 70.000 personas se embarcan cada año en estas salidas en barco.

Las excursiones tienen una duración aproximada de dos horas. Mientras se localizan los cetáceos se navega por la Bahía de Algeciras o entre los paisajes del Parque Natural del Estrecho, entre dos mares, el Mediterráneo y el Atlántico y dos continentes, Europa y África.

El Parque Natural del Estrecho (Reserva de la Biosfera) es un punto estratégico para la fauna marina del Atlántico y Mediterráneo y un maravilloso ecosistema.

Durante el invierno hay una salida diaria, pero a partir de estas fechas, cuando la población se incrementa a causa de la “visita” de orcas, se programan hasta 15 salidas diarias. Unas 40 orcas agrupadas en familia se acercan a la costa española desde mitad del mes de julio y hasta mitad de septiembre.

La historia nos cuenta que las ballenas han tenido protagonismo desde hace mucho tiempo en la zona de la bahía de Algeciras. En 1920 una empresa noruega funda una factoría ballenera en Getares, cerca de Algeciras, camino al Faro de Punta Carnero. La factoría estuvo faenando hasta 1963, cuando cerró sus puertas.

Leo en Alua.es: “ El diario de Mariano Vargas cuenta que pasaban días y días sin actividad hasta que alguien gritaba “¡ballena a las doce!”, el arponero disparaba y, si hacían blanco, seguían al animal moribundo. A su muerte, lo inflaban para llevarlo flotando a Getares, donde aprovecharían todo.

Hoy en día puede llegarse hasta las ruinas de la factoria, donde se hace el mantenimiento de las balsas de cultivo de mejillones en altamar.

Video | Youtube
Más info | Cádiz Turismo
En Diario del Viajero | Un sendero a pie desde Tarifa hasta Atenas
En Diario del Viajero | Los mejores lugares del mundo para avistar ballenas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario