Compartir
Publicidad

Los mejores lugares del mundo para avistar ballenas

Los mejores lugares del mundo para avistar ballenas
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En ocasiones los viajeros olvidamos unas de las regiones más apasionantes del planeta que aún permanecen como un gran desconocido para muchos: los océanos. Hoy en Diario del Viajero nos gustaría recomendaros algunos de los mejores lugares del mundo para avistar ballenas.

Los amantes del mar y de la vida oceánica encontrarán diferentes destinos que satisfacerán sus deseos e intereses de nuevos descubrimientos. En este caso nos acercamos a estos gigantes de los mares para contemplrar su carácter amigable, su porte magnífico y descubrir así un mundo que tenemos más cercano de lo que imaginamos.

Estoy convencido que aquellos que hayan vivido la experiencia o los que decidan vivirla en sus próximos viajes, guardarán con emoción el primer encuentro con estos mamíferos. Comencemos el viaje:

A tan solo una hora y media de Ciudad del Cabo, el pueblecito sudafricano de Hermanus está considerado el mejor lugar del mundo para el avistamiento de ballenas. En este especial emplazamiento ni siquiera es preciso subirse a un barco para admirar de cerca a algunas de los centenares de ballenas francas que, entre julio y noviembre, llegan hasta la bahía con el único propósito de aparearse.

Otro de los emplazamientos únicos donde podemos encontrar para su avistamiento a estas majestuosas ballenas de hasta dieciséis metros y cincuenta y cinco toneladas es Puerto Pirámides, en Península Valdés, Argentina. Las fechas recomendadas se centran sobre todo entre septiembre y octubre.

Las ballenas se acercan mucho a las lanchas, parecieran que están jugando con nosotros. En muchos casos podemos verlas con sus crías y si tenemos suerte sorprendernos con sus espectáculares saltos. Recomiendo especialmente la excursión de avistamiento de justo antes del atardecer. El sol en su camino al ocaso tiñe los acantilados de la costa con su luz anaranjada, mientras las ballenas despiden el día con sus saltos.

ballena2.jpg

También en Península Valdés, sobre todo en Punta Norte, el golfo de San José y Caleta Valdés, se pueden ver orcas durante todo el año, aunque la epoca más propicia se extiende de febrero a abril y de octubre a noviembre. Las orcas eligen estas latitudes por la abundancia de crías de los elefantes y lobos marinos que retozan en estas playas.

Glacier Bay, en Alaska, es otra de las zonas calientes para, además de ver las famosas ballenas jorobadas, avistar también orcas. Igualmente propicia es la zona de la costa de Vancouver e isla de Vancouver, en Canadá, es uno de los mejores lugares del planeta, sobre todo entre abril y octubre, para salir en zódiac, incluso en un kayak, al encuentro de estas ballenas como fama tan agresiva.

Las ballenas jorobadas en su migración anual se acercan también a las costas de Groenlandia e Islandia. Incluso de enero a marzo, podrán verse en la República Dominicana, tanto en el santuario del Banco de la Plata como en la bahía de Samaná.

Las misma especie de ballena en su búsqueda de aguas cálidas y de pareja, se adentra en las aguas de la Gran Barrera de Coral para parir sus crías. En algunas ocasiones incluso han protagonizado avistamientos que han hecho muy popular a la bahía de Hervey, en Australia.

saltoballena.jpg

En su regreso, para prepararse para su viaje de 5.000 km rumbo al Sur, recalan entre finales de julio y bien entrado octubre por esta bahía de las costas de Queensland, a reparo de los tiburones blancos y orcas que acechan especialmente estas aguas. De este modo pueden descansar y alimentar con tranquilidad a los ballenatos.

En una bahía próxima a San Francisco, la de Monerrey en California, podremos admirar orcas, ballenas jorobadas, azules, francas, minke y, desde diciembre hasta mayo, la migración anual de la ballena gris.

En el santuario marino de Stellwagen Bank, en el estado de Massachusetts, por donde recalan ballenas francas, minke (también llamada rorcual menor), jorobadas o calderones; el Mar de Cortés, en México, se sitúa entre los mejores lugares del mundo para ver ballenas azules y los inofensivos tiburones-ballena.

Estos últimos también se pueden avistar en las costas africanas de Mozambique. En Nueva Zelanda, hay tours especiales que nos llevarán a las reservas protegidas por lo Maori. La época ideal es junio y julio.

En Escocia y en las islas Azores también podremos encontrar ballenas en su habitat natural.

Para finalizar me gustaría remarcar la necesidad de concienciarnos respecto a una triste realidad que sucede en un país como Noruega. En esta región nórdica de Euroa la caza de ballenas sigue estando permitida oficialmente.

Tal vez puede ser un buen lugar en el que poner a trabajar los ingresos monetarios del turismo y participar de este modo en las expediciones que en buena parte de su costa permiten avistar cachalotes, ballenas minke u orcas. De esta manera contribuiríamos de hacer rentable su conservación y no su exterminio.

Imagen | Víctor Alonso, Roger Montserrat, Rossarrio
En Diario del Viajero | Ya llegaron las ballenas a la Patagonia
En Diario del Viajero | El primer barco turístico del mundo impulsado a hidrógeno
En Diario del Viajero | Las ballenas, atractivo turístico en Canarias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio