Compartir
Publicidad
Publicidad

En la Argentina... no dejes de probar un alfajor

En la Argentina... no dejes de probar un alfajor
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Probar platos típicos de los lugares a donde se viaja es una excelente forma de entrar en contacto con esa cultura. Así, si el viaje tiene como destino a Sudamérica, un infaltable será el alfajor.

Si bien se trata de un invento de los pueblos árabes, es en el sur del continente americano donde se ha convertido en una golosina tradicional, un dulce muy popular y algo que habrá que probar si se pasea por allí.

Bolivia, Chile, Paraguay, Perú, Uruguay y la Argentina son los países que pueden llegar a ofrecer este manjar dulce pero, ahora, nos centraremos en los argentinos.

¿Qué es un alfajor?

Para los amantes de lo dulce tan sólo el hecho de verlos puede hacer que sus jugos gástricos se activen al instante pero, los más curiosos, querrán saber de qué se trata.

Pues muy simple, dado que el alfajor se compone de dos o más galletas unidas por un relleno dulce que generalmente es dulce de leche o puede reemplazarse por mousse o, para quienes prefieren algo frutal, una mermelada.

Luego, esa unión se baña en chocolate (blanco o negro), con un glaseado o azúcar en polvo. Por supuesto que cada variante depende de la marca y las opciones que este presente.

Y, ahora que se sabe cómo se hace el alfajor, puede entenderse su nombre que deriva de la palabra árabe al-hasú que significa relleno.

Tipos de alfajor

Pueden hacerse dos tipos de distinciones: según su composición y según su lugar de origen o fabricación (industrial/artesanal).

De este modo ya hemos hablado un poco de la composición pero se podría agregar que, de acuerdo a la galleta utilizada, los alfajores pueden dividirse en duros y en blandos. Los duros utilizan galletas que, al mordernos se quiebran mientras que los blandos conservan su forma y son más fáciles de comer.

En tanto, en los últimos tiempos han salido al mercado los alfajores triples que utilizan tres galletas y dejando casi de lado a los dobles en lo que al mercado masivo se refiere.

Así, las opciones están en el gusto de cada usuario que podrá elegir diferentes rellenos y distintos baños.

Luego la segmentación diferencia a los alfajores en regionales, industriales y Premium. Los primeros cuentan con tres tipos de alfajor característicos de diferentes zonas del país que los convierten en el obsequio y recuerdo ideal para llevarse de esos sitios cuando las vacaciones llevan a los turistas a aquellos lugares.

Entonces, en Córdoba puede adquirirse el Tipo Cordobés más liviano que el resto, la mayoría con relleno de membrillo y generalmente glaseado. En Santa Fe el de Tipo Santafecino se realiza con una masa de hojaldre (simple o en varias capas), relleno de dulce de leche y glaseados. Mientras que en Mar del plata los de Tipo Marplatenses son blandos y, los más clásicos con relleno de dulce de leche y bañados en chocolate aunque algunas marcas ya instaladas en el sector han lanzado una gran variedad de alfajores.

También existen los industriales que son los de producción y consumo masivo y que pueden adquirirse en todos lados. Sí, porque en la Argentina el alfajor es un alimento que no distingue edades ni clases sociales. Y es aquí donde existen la mayor cantidad de variedades con el fin de atrapar a todos los segmentos: desde los alfajores Light hasta los que innovan en sabores como el alfajor de lemon pie.

Y, por último, los premium destinados a un público exclusivo y de un nivel socioeconómico más alto. Allí se le da importancia no sólo a los ingredientes sino también al packaging. Generalmente artesanales, por supuesto que su precio varía y mucho en comparación al resto de los alfajores.

Algunas recomendaciones

Si bien nació como un alfajor típicamente marplatense, la compañía fue vendida por sus dueños originales y hoy pueden adquirirse en toda la Argentina y, también pueden conseguirse en algunos rincones del mundo. Hablo del Alfajor Havanna, una delicia que merece la pena probarse (y luego comprar cajas enteras).

En cuanto a los alfajores de venta masiva mis recomendados son el Mini Torta Aguila Clásica o Brownie para quienes gustan de mucho chocolate, el Triple Shot que es una opción de alfajor duro con un toque de maní y el Bon o Bon, otro duro con un exquisito relleno.

¿Habeís tomado nota? Pues ya estáis preparados para llegar a la Argentina y disfrutar de algo dulce y muy típico de aquel país.

Y, vamos, que esperamos recomendaciones para saber qué alfajores probar en Uruguay, Chile, Bolivia, Perú y Paraguay.

Más información | Wikipedia
Foto | Flickr de longhorndave

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio