Compartir
Publicidad

Viajar a través de las palabras: etimologías viajeras (II)

Viajar a través de las palabras: etimologías viajeras (II)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de nuestro primer repaso por las etimologías viajeras, volvemos con la segunda entrega de las palabras viajeras para conocer el origen y curiosidades sobre esas palabras que usamos cada día para referirnos a nuestros viajes.

Hoy viajamos por aire y mar, y también nos encontramos, como es habitual, con algún anglicismo, que cada vez son más frecuentes como parte de nuestra lengua en cualquier ámbito. Además, descubrimos que una palabra tan común como "mochila" proviene del euskera.

  • Aeropuerto, palabra compuesta por aero (del latín y griego ‘aer’, aire) y puerto (del latín ‘portus’, puerto). Son los terminales en tierra donde se inician los viajes de transporte aéreo en aeronaves.
  • Overbooking, con lo que nunca nos queremos encontrar en nuestros viajes. Es una palabra compuesta inglesa cuyo correspondiente en castellano sería "sobreventa". Es un término usado en principio por las compañías hoteleras o de transportes para referirse al exceso de venta de un servicio sobre la capacidad de la empresa. Mientras que en castellano se utiliza esta palabra como sustantivo, en inglés se utiliza como verbo. El Diccionario Panhispánico de dudas señala que es un anglicismo evitable, que puede sustituirse por términos españoles como sobreventa o sobrecontratación.

  • Barca, del latín barca, Embarcación pequeña para pescar o para traficar en las costas del mar, o para atravesar los ríos

  • Barco, también del latín barca, se refiere a cualquier construcción cóncava de madera, hierro u otra materia, capaz de flotar en el agua y que sirve de medio de transporte. No tiene el matiz de pequeño que posee “barca”.
  • Proa proviene de una antigua forma romance, “proda”, del latín ‘prora’ (con el mismo significado) que a su vez deriva del griego ‘prora’. Se refiere a la parte delantera de la embarcación.
  • Aflasto es un cultismo también referido a la proa, no recogido por el DRAE.
  • Popa, del latín ‘puppis’, con el mismo significado, la parte trasera de la embarcación.
  • Acrostolio es un cultismo con el mismo significado de "popa", aunque en el DRAE encontramos que proviene del griego ἀκροστόλιον y se refiere a un adorno que se colocaba en la proa de la embarcación, no en la popa.
  • Mochila, de ‘mochil’ (mozo de recados que llevaba una prenda característica con ese nombre; probablemente se haya dado una metonimia o trasvase de significado debido a que estos muchachos llevarían este tipo de bolsos a la espalda para sus recados). Proviene del vasco ‘motxil’, diminutivo de ‘motil’, “muchacho, criado” (del latín ‘mutilus’, ‘mutilado’, vulgarmente ‘rapado’ por la costumbre de raparles la cabeza).

Esperamos que este recorrido por las palabras viajeras os haya descubierto alguna curiosidad acerca de esos términos que empleamos habitualmente y otros que probablemente desconocíamos. Dentro de poco, una nueva entrega de nuestras etimologías.

Foto | Patsapel en Flickr En Diario del viajero | Literatura, Curiosidades

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio