Publicidad

El crucero Song of Norway retenido en el puerto de Nueva York

El crucero Song of Norway retenido en el puerto de Nueva York
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La noticia cuenta que el crucero Song of Norway, de Royal Caribbean, fue retenido en el puerto de Nueva York por no pasar una revisión de rutina de las autoridades portuarias. Los daños en el casco obligaban a enviarlo a dique seco en Tampa, Florida.

En ese momento, el barco llevaba a bordo 980 pasajeros y 366 personas de tripulación. Los pasajeros pudieron optar entre permanecer en el barco para dirigirse a Florida, o quedarse en la ciudad de Nueva York. La gran mayoría decidió permanecer a bordo y seguir viaje (sólo 108 decidieron desembarcar allí) y el barco zarpó este jueves rumbo a Florida.

La ruta de este barco, ahora operado por una mega empresa japonesa y en un viaje alrededor del mundo, venía de hacer escala en Groenlandia y su siguiente puerto era La Guaira (Venezuela). Si los arreglos corrigen los problemas, podría continuar viaje sin problemas desde Florida en los próximos días.

Este barco, llamado ahora M/V Clipper Pacific después de múltiples ampliaciones, ventas y traspasos, fue el primer barco de la Royal Caribbean. Construido en Finlandia en 1970, su presentación en sociedad introdujo el concepto de gran crucero de lujo de finales del siglo XX.

Nació para competir directamente con la oferta masiva y marketinera de Carnival Cruise. Propuso un servicio personalizado y completo, sumando mayor cantidad de tripulación por cantidad de pasajeros, detalles "hoteleros" de mayor categoría (como amenities en los camarotes: champu, jabones, caramelos) y gastronomía de alto nivel, frente a un servicio plano (hoy diríamos low-cost) que brindaba Carnival.

Después de una larga serie de incidentes , hay que enfrentar que el tiempo pasa para todos y tal vez esté llegando el momento de decirle adiós a un barco que en su momento (habla mi parte de agente de viajes) nos ha dado tanta fiabilidad al recomendar .

Imposible olvidar las caras de los pasajeros volviendo de un crucero en el Song of .... Se sentían rodeados de clase y elegancia, moderno, exquisitamente atendido, seguro, con unos bufets de reyes y una programación que abrió el Caribe a la experiencia de la "isla privada" ya que Caribbean tiene su rincón exclusivo en una pequeña porción de tierra que le comprara en los 80 a Haití (a partir de allí llamada Labadee) (foto).

Vía | NY Times

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios