Publicidad

Se abre en Barcelona una biblioteca dedicada a la muerte

Se abre en Barcelona una biblioteca dedicada a la muerte
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si estáis por Barcelona, no os podéis perder una pequeña escapada a la que es una de las pocas bibliotecas del mundo dedicada a la muerte (es la segunda más importante de Europa, después de la de Viena), donde se ofrecen libros de humor negro o flores funerarias, cortesía del cementerio de Montjuïc.

Al menos podemos asegurar que es la única biblioteca temática sobre la muerte de toda España. Cuenta con un fondo bibliográfico de casi 4.000 ejemplares. Y ha sido idea del arqueólogo Manel Hernández, que empezó su labor recopilatoria hace ya treinta años.

Al principio, Manel sólo tenía un puñado de obras que guardaba en el tanatorio de Sancho de Ávila (Barcelona), el primero que se construyó en España (1968), pero enseguida se le quedó pequeño, y ahora su gran colección se exhibe en la entrada del camposanto de la montaña de Montjuïc, desde el que se tiene unas privilegiadas vistas al mar Mediterráneo.

La Biblioteca del Cementerio de Montjuïc ocupa 80 metros cuadrados, y junto a él tambien se exhibe una colección de carrozas fúnebres única en España. El primer ejemplar que llegó hasta aquí fue Dioses, tumbas y sabios, de C. W. Ceram, y uno de los últimos que han llegado ha sido Estat dels cementiris del partit judicial de Terrassa a finals del segle XIX.

Sin embargo, la joya de la corona de la biblioteca es The temple of king Sethos I at Abydos, que consta de tres volúmenes y fue publicada en 1933 por Amice Mary Carveley y M. F. Broome: contiene información sobre los rituales funerarios en el Antiguo Egipto. También resulta curiosa Principios de la botánica funeraria, que ilustra que tipo de especies son admisibles en los cementerios. Entre otras cosas, también explica por qué hay tantos cipreses en los cementerios.

Naturalmente, también podréis encontrar aquí El libro de los muertos, obra fundamental del Antiguo Egipto, que contiene fórmulas que permiten a los difuntos llegar al Más Allá.

Ya entrando en el humor negro, encontraréis El gran libro del humor negro, de Philippe Héracles, en el que abundan aforismos, epitafios y chistes sobre la muerte. Algo así como la versión en forma de libro del cementerio del buen rollo que encontramos en Sapanta, Rumanía. Un cementerio donde hay cruces de colores y epitafios tan divertidos como los que siguen: Aquí descansa mi suegra: si hubiera vivido otro año más, yo ocuparia su lugar. Señor, recibela con la misma alegría que yo te la mando. Aquí yace mi mujer, fría como siempre

En la Biblioteca del Cementerio de Montjuïc encontraréis aquí obras en alemán, árabe, catalán, castellano, francés, gallego, inglés, italiano, japonés, portugués, ruso y sueco. Sin duda una manera diferente de acercarse a un cementerio, al menos desde una óptica menos tétrica y malrollista. O no.

Puede visitarse gratis de miércoles a domingo, de 10 a 14 horas.

Vía | La Vanguardia Fotos | Wikipedia En Diario del viajero | El cementerio judío de Praga | Visitas nocturnas guiadas al cementerio inglés de Málaga

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir