Compartir
Publicidad
Publicidad

El cementerio judío de Praga

El cementerio judío de Praga
Guardar
8 Comentarios
Publicidad

El cementerio judío de Praga es una visita tan sobrecogedora como imprescindible en nuestra escapada a la capital de la República Checa.

Sus más de 12.000 lápidas se amontonan unas sobre otras, como tiradas desde el cielo por una mano ciega, haciendo que pasear entre ellas sea un verdadero viaje al pasado; concretamente, al siglo XV del que data su primera lápida.

Este cementerio fue utilizado durante más de 300 oscuros años en los que los judíos tenían prohibido ser enterrados en ninguna otra parte de la ciudad. Por este motivo, sus cuerpos eran sepultados unos encima de otros, alcanzando números de hasta once enterramientos en el mismo lugar. Teniendo en cuenta este dato, la cifra de 100.000 personas que, se calcula, están enterradas en esta escasa porción de terreno, no parece tan descabellada.

Verdaderamente, la imagen que el cementerio ofrece es escalofriante. Aquí no hay lugar para las flores o los ricos panteones; tan sólo lápidas y lápidas, unas junto a otras, algunas con tanto musgo y tan desgastadas que les resulta imposible esconder sus siglos de edad.

El cementerio judío de Praga abre de 9 a 16 horas en invierno, y de 9 a 18 horas en verano. Puede visitarse todos los días excepto en sábados y fiestas judías por 300 coronas checas (unos 12 euros) los adultos, y 200 coronas los niños y estudiantes.

Imagen | Toni Almodóvar Escuder en Flickr
En Diario del Viajero | Praga: pases para viajar más barato , El Jardín de Vrtbovská en Praga

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos