Compartir
Publicidad
Por qué París se llama París y el origen del nombre de otras capitales europeas
Cajón de sastre

Por qué París se llama París y el origen del nombre de otras capitales europeas

Publicidad
Publicidad

¿Quién le puso London a Londres o Brussel a Bruselas? La toponimia u onomástica geográfica es una disciplina que consiste en el estudio etimológico de los nombres propios de un lugar. Conociendo los orígenes de los nombres también conocemos los raíces de esos lugares y, por extensión, algunas de sus características, incluso las más sutiles.

Por ello, vamos a analizar el origen del nombre de las principales capitales europeas. Así la próxima vez que las visitemos sabremos conducirnos un poco mejor por su folclore e idiosincrasia.

Londres: río demasiado ancho para vadearlo

El origen etimilógico de Londres es esquivo. En 1998, el lingüista Richard Coates propuso la posibilidad que Londres provenga de Lowonidonjon, la forma céltica de la palabra Lowonida, que en el antiguo europeo significaba, refiriéndose al caudoloso Támesis: “río demasiado ancho para vadearlo”.

Londres cuenta con cuatro enclaves declarados Patrimonio de la Humanidad: la Torre de Londres, el Real Jardín Botánico de Kew, el sitio formado por el Palacio, la Abadía de Westminster, la Iglesia de Santa Margarita y Greenwich (donde se encuentra el Real Observatorio que marca el meridiano de Greenwich y el tiempo medio, del que os hablamos el otro día).

Berlín: tierra pantanosa

La etimología popular asocia Berlín con Bär, “oso” en alemán. Sin embargo, el origen del nombre Berlín parece provenir de los pueblos eslavos que habitaban la zona. Así que Berlín no es el lugar de los osos sino “tierra pantanosa”. El equívoco es habitual, ya que en alemán Bär, pronunciado [ber], significa oso.

Es una de las ciudades más influyentes en el ámbito político de la Unión Europea y en 2006 fue elegida Ciudad Creativa por la Unesco.

Euro 76019 960 720

París: de los parisios

El nombre Paris se toma de los parisios o Parisii, un pueblo galo que vivió a orillas del río Sena hasta la época romana. También se la conoce como “la ciudad de la luz” (Ville Lumière) porque fue de las primeras ciudades europeas en tener alumbrado público con farolas de gas. A veces, los franceses que viven fuera de París se refieren a sus habitantes como parigots, pero el término incluso ha sido adoptado por los parisinos y ya no tiene la connotación despectiva de ayer.

La ciudad es el destino turístico más popular del mundo, con más de 42 millones de visitantes extranjeros por año.

Madrid: fuente

Se cree que el nombre proviene del mozárabe Matrice, que significa “fuente”. Matrice hace referencia a la abundancia de agua de la zona: además del río, era un lugar lleno arroyos y lagunas.

Madrid ocupa el puesto nº 38 en la lista Economist Intelligence Unit de ciudades con mejor calidad de vida del mundo.

Helsinki: la parroquia

Helsingfors es el nombre original de la moderna ciudad de Helsinki, y es todavía el nombre oficial en sueco. Helsingfors proviene del nombre de la parroquia circundante, Helsinge (de donde también proviene el nombre finlandés Helsinki) y de los rápidos (fors en sueco) que fluían a través del lugar donde Helsinki fue fundada, al norte de la ciudad.

En la edición de agosto del 2012, el estudio del Economist Intelligence Unit colocó en octavo lugar a Helsinki en el ranking general de las mejores ciudades para vivir a nivel mundial.

Roma: fluir o fuerza

Roma podría tener su origen en el término griego rhèo (fluir) o en rhòme (fuerza). La palabra etrusca ruma significa “ubre”, lo que podría ser una referencia a la loba del mito de la fundación de la ciudad por parte de Rómulo y Remo, que sobrevivieron porque fueron amamantados por una loba.

Roma es el corazón geográfico de la religión católica y la única ciudad del mundo que tiene en su interior un Estado extranjero: el enclave de la Ciudad del Vaticano

Copenhague

La designación original en danés era Køpmannæhafn, que significa “puerto de comerciantes”, una clara alusión a su importante puerto. En la actualidad, Copenhague alberga alrededor del 20% de la población de Dinamarca.

Bruselas: pantano

Brussel proviene de dos voces del neerlandés medieval: broek (pantano) y sell (ermita). Bruselas es “la ermita del pantano”. Y es que, durante la Alta Edad Media, el territorio en donde está emplazada la ciudad de Bruselas era un área pantanosa con abundantes arroyos que formaban islas, en la más elevada de las islas fue fundada una ermita, en torno a la ermita luego se formó un burgo.

El nombre oficial es Ciudad de Bruselas (en francés Ville de Bruxelles o Bruxelles-ville, en neerlandés Brussel-stad, en alemán Stadt Brüssel). Se utiliza para evitar la confusión entre el municipio y la región.

Viena: ciudad blanca

Los romanos la llamaron Vindobona, nombre de origen celta que significa ciudad blanca. Durante el siglo XIX fue una de las grandes capitales musicales del mundo y a principios del siglo XX meca de la filosofía y el debate político de Occidente.

Dublín: laguna negra

El nombre Dublín deriva de Dubh Linn, que en irlandés antiguo significa “laguna negra”, una laguna que existió en el pasado y se formaba por el estancamiento del río Poddle antes de desembocar en el río Liffey.

Dublín ha sido declarada ciudad global por el GaWC (Grupo de Estudios sobre Globalización y Ciudades Mundiales) y Capital Europea de la Ciencia 2012 debido a la celebración del EuroSciencie Open Forum.

Más información | Gizmodo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos