Cinco destinos de playa para ir con niños (II): Lanzarote

Síguenos

Playa Blanca Lanzarote

Estos días vamos a pisar muchas playas. Tenemos ganas de vacaciones, sol y arena, y queremos proponeros distintos planes playeros para este verano: en familia, con amigos, en pareja… Si eres de los que no olvidan colchoneta, cubos y palas en la maleta, te interesará este nuevo destino de playa para ir con niños: Lanzarote.

Si hay un destino al que me gustaría volver para veranear o pasar unos días, esta vez con niños, ese es Lanzarote. En las Islas Canarias Lanzarote es una isla labrada por el mar y el fuego, una tierra de origen volcánico con playas teñidas de gris o dorado, con múltiples atractivos y un clima excelente para disfrutar en familia.

De Lanzarote nos vamos a quedar en el municipio de Yaiza, en Playa Blanca, el principal núcleo turístico al sur de Lanzarote. Es un destino tranquilo, ideal para la familia. Sus playas de fina arena dorada y de aguas normalmente tranquilas, reúnen buenas condiciones para el baño.

Playa Flamingo es una playa artificial de arena dorada de 200 metros al oeste de Playa Blanca, y ofrece unas condiciones excelentes para el baño y el buceo. La playa está protegida por rompeolas y rodeada de palmeras, por lo que es muy adecuada para niños.

La Playa del pueblo, a lo largo del paseo marítimo, esta pequeña playa se abre espacio en el corazón de Playa Blanca. Está junto al puerto desde el que salen los ferries a Fuerteventura y los barcos de excursiones, por lo que hay que llevar cuidado con las olas que producen algunas embarcaciones grandes al llegar al puerto.

Playa Dorada está al este de Playa Blanca, es una playa artificial de unos 300 metros de largo de arena blanca, bien protegida, de aguas tranquilas. Cuenta con servicios de alquiler de hamacas, sombrillas y equipos para practicar deportes náuticos, duchas y aparcamientos.

Cerca de estas playas hay distintos hoteles y servicios como restaurantes, tiendas… En su paseo marítimo podemos encontrar restaurantes con terrazas fente al mar y cuentan con todos los servicios (duchas, alquiler de hamacas y sombrillas, patines…).

Otras playas atractivas para ir con niños en Lanzarote son la Ensenada de Las Caletas (en Teguise) o Playa Grande en Puerto del Carmen, y cómo no, la preciosa Playa de Papagayo, cerca de Playa Blanca (se accede en coche, en el Parque Natural Los Ajaches, y hay que pagar unos tres euros por aparcar).

En la bonita localidad de Punta Mujeres, en el municipio de Haría, se localizan unas bonitas piscinas naturales que ocupan la bahía del pueblo del mismo nombre. Formadas por la lava volcánica, es una zona tranquila y con buenos accesos, fabulosas para ir con niños. Eso sí, tanto para ir a la playa como para otras actividades en la isla, no olvidéis el protector solar para los más pequeños.

Niños en Lanzarote

Alojamiento y actividades con niños en Lanzarote

En Playa Blanca tenemos hoteles, resorts y apartamentos turísticos de varias categorías, la mayoría con grandes piscinas y junto a las playas o muy cerca de ellas. Hay muchos establecimientos “family wellcome” con instalaciones preparadas para acoger a las familias y completos programas de actividades para niños.

En Playa Blanca están el parque acuático Aqualava o el DinoPark, que harán las delicias de los niños, y en las playas se pueden hacer divertidas actividades acuáticas. También existe la posibilidad de hacer excursiones en barco, incluso acercándose a la cercana isla de Fuerteventura en ferries que tardan unos 30 minutos en hacer el trayecto entre islas.

Otro paseo en barco que se puede realizar desde Lanzarote es al Archipiélago Chinijo, formado por La Graciosa, Alegranza, Montaña Clara, el Roque del Este y del Oeste, que hoy forman la mayor reserva marina de Europa. Se puede desembarcar en La Graciosa, una peculiar isla tranquila con apenas 600 habitantes y rodeada de bonitas playas.

Estando en Lanzarote, no dejaría pasar la oportunidad de entrar con los niños al Parque Nacional de Timanfaya o de las Montañas de Fuego, muestra de la actividad volcánica presente en la isla. El paseo a lomos de camellos en el Parque de Timanfaya es, sin duda, una de las estampas más clásicas de Lanzarote. Una buena oportunidad para ver de cerca a la única raza autóctona de dromedario (camelus dromedarius) reconocida en Europa. ¡Agarraos bien!

Tampoco os perdáis la Cueva de los Verdes y los Jameos del Agua, lugares que combinan naturaleza y arte de la mano de César Manrique. Las viñas sobre tierra volcánica de La Geria también son un espectáculo fabuloso.

Además en muchos puntos de la isla se pueden practicar actividades más para los papás como buceo, trekking, surf, windsurf, kitesurf, golf…

Si os gusta el senderismo, también podréis practicarlo con niños en muchos puntos de Lanzarote, y existe la posibilidad de hacer rutas a caballo y en bicicleta. Eso sí, si el calor aprieta, mejor escoger las primeras horas del día o las del atardecer.

En definitiva, encontramos en Lanzarote una amplia oferta para satisfacer a las familias con niños, no solo por sus playas sino por otros muchos atractivos. Pronto volveremos con nuevas propuestas para los que ya estéis pensando en las vacaciones en la playa.

Más información | Turismo de Canarias, Turismo Lanzarote
Fotos | Mike__Lawrence y Montserrat Labiaga Ferrer en Flickr
En Diario del viajero | Cinco destinos de playa para ir con niños (I): Calpe

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario