La ruta de los pueblos blancos andaluces

Sigue a Diariodelviajero

Casares

Pensar en Andalucía es llenarse de los colores de las buganvilias y gitanillas, del blanco de sus paredes encaladas, del azul profundo de sus mares bajo el sol. Así, la conocida como Ruta de los Pueblos Blancos nos lleva a recoger un sinfín de imágenes populares salidas del corazón mismo de Andalucía.

Esta ruta es una de las más conocidas y cada año, miles de viajeros se dispersan por los caminos andaluces haciendo su recorrido. Es una red de caminos que nos llevan a unos 20 municipios de las provincias de Cádiz y Málaga. Pueblos y ciudades que comparten esas casas con fachadas de blanca cal tan características en gran parte de la comunidad andaluza.

Su nombre proviene de la antigua costumbre de los habitantes de encalar las fachadas de sus casas, adornándolas con macetas de flores de vivos colores, creando un espectáculo de color para la vista, al que se une el dorado del sol, el marrón de la montaña, el verde de la serranía y el azul del cielo.

En la ruta encontramos el Parque Natural Sierra de Grazalema, con una flora y fauna muy variada, siendo la zona mas lluviosa de toda España, y el Parque Natural de Los Alcornocales, el alcornocal mas importante de la península ibérica.

Pueblos blancos

Visitar los pueblos blancos no le dejará indiferente, a cada paso podemos descubrir algo nuevo, con paisajes espectaculares y rincones llenos de color, patios singulares con adornaciones típicas andaluzas donde reina el colorido.
Es además, una excelente oportunidad para acercarse al inmenso patrimonio histórico, cultural y natural de esa comundiad española. Demos un corto paseo recorriendo algunos de sus pueblos más característicos:

  • Arcos de la Frontera desde donde iniciamos la ruta, conociendo su Basílica de Santa María y el Castillo Ducal o la Casa Palacio del Mayorazgo.
  • Espera: un pueblo muy antiguo, con un castillo árabe y la iglesia de Santa María de Gracia
  • Bornos: no debemos dejar de ver el Castillo del Fontanar, también conocido como el Palacio de los Ribera o el Convento del Corpus Christi

Zahara de la Sierra

  • Villamartín: Iglesias de San Francisco, de las Angustias y de las Virtudes, palacio de los Topete y camino hacia Prado del Rey: las ruinas del castillo de Parajete.
  • Zahara de la Sierra (foto anterior): sus calles de blancas casas nos llevarán hasta la Iglesia de Santa María de Mesa y subiremos a las ruinas del Castillo, donde la torre del Homenaje se levanta sobre un peñón.
  • Benaoján, en Málaga donde podremos visitar la Cueva de la Pileta que, descubierta en 1911, es hoy Monumento Nacional del Arte Rupestre.
  • Algatocín, muy cerca del anterior, para contemplar parte de la Serranía de Ronda, con el impresionante Valle del Genal.
  • Villaluenga del Rosario, en Cádiz, nos sorprenderá con su peculiar plaza de toros de forma poligonal y con sus tendidos construidos aprovechando las estribaciones de las rocas.

Dentro de la Ruta de los Pueblos Blancos hay muchos otros municipios con interesantes valores y tradiciones para ser visitados: Benaocaz, Olvera y Setenil de las Bodegas, en la provincia de Cádiz; y Ronda, Montejaque, Jimera de Líbar, Atajate, Benadalid, Gaucín y Casares, en la provincia de Málaga.

Dejamos aquí un enlace a un mapa de la Ruta de los Pueblos Blancos´.

Fotos | María Victoria Rodríguez, Shutterstock y Clspeace en Flickr
En Diario del Viajero | Ronda una ciudad para todos
En Diario del Viajero | Genalguacil: una joyita

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios