Publicidad

La Esfinge y la pirámide de Micerinos están como nuevas

La Esfinge y la pirámide de Micerinos están como nuevas
Sin comentarios

Publicidad

Tras años de restauración el Gobierno Egipcio reabre ahora dos de las construcciones insignes de su país: la Esfinge y la Pirámide de Micerinos. Además, el primer ministro egipcio ha anunciado que próximamente llegará el fin de los trabajos de restauración de otros monumentos, como el Valle de los Reyes o el Templo de Luxor.

Las Pirámides de Guiza (o Gizeh) y la Esfinge son de las pocas Maravillas del Mundo Antiguo que han sobrevivido al paso del tiempo. Forman parte de una de las obras arquitectónicas más visitadas del planeta y siguen siendo objeto de admiración para todos aquellos que las contemplan.

60

Tras tres años de restauración, se ha reabierto el interior de la Pirámide de Micerinos. Esta pirámide es la más pequeña de las tres situadas en Guiza y está rodeada por tres pequeñas pirámides donde están enterradas las esposas del faraón Micerinos. Se encuentra situada justo a la izquierda de la Esfinge.

La majestuosa estatua con cuerpo de león y cabeza humana, también ha sido restaurada. Principalmente, la obra se ha realizado en la Explanada de la Esfinge, aunque la propia estatua también fue renovada.

Los trabajos de restauración consistieron en sustituir algunos de los bloques de la parte izquierda de la Esfinge. Además, se restauró el cuello y la cabeza humana de la estatua, utilizando un material más resistente a la erosión.

Resumiendo, la Esfinge y la Pirámide de Micerinos están ahora como nuevas. Habrá que hacerlas una visita para comprobar qué tal lo han hecho. Quizás estos esfuerzos que está haciendo el Gobierno egipcio para reavivar su industria turística consigan hacer volver al público mayoritario a disfrutar de estas maravillas.

En Diario del Viajero | Sumérgete en Egipto. Concierto en el Templo de Debod
En Diario del Viajero | Consejos para visitar las pirámides de Giza

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir