Compartir
Publicidad

Consejos para alojarse de forma sana y saludable en un hotel

Consejos para alojarse de forma sana y saludable en un hotel
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hemos visto que no es oro todo lo que reluce en la habitación de un hotel, y que son muchos los gérmenes que comparten habitación con nosotros como ha demostrado una investigación llevada a cabo por Condé Nast Traveler junto con el laboratorio de microbiología del Centro Médico de la Universidad de New York, en el que se tomaron muestras en hoteles de 3 categorías de diferentes tarifas y se demostró que si bien a simple vista el nivel general de la limpieza podría pasar el examen, mirando con lupa (o más bien con un microscopio) el resultado era bien distinto... y se encontró más que pelusa.

Sin embargo, hay modos de combatir esos peligros a los que nos exponemos cuando empleamos una habitación que ya han utilizado otros antes y que no se ha limpiado ni desinfectado adecuadamente. En Reader Digest nos ofrecen una serie de consejos para hacer de nuestra estancia en nuestro hotel no sólo placentera sino también más saludable y segura, que hay otros peligros más allá de los gérmenes. 1. Lleva tus propias sábanas: podría parecer excesivo, pero ni os imagináis la de gérmenes y alérgenos que eviaríamos.

  1. Lleva ropa interior de manga y pierna larga: para llevar por debajo del pijama y reducir al máximo el contacto con la ropa de la cama.

  2. Usa la cama tan sólo para dormir: no trabajes, no comas, no veas la televisión... sobre ella.

  3. Solicita una habitación libre de alergias: hay hoteles que las ofrecen, o en su defecto packs anti-alérgicos, pero tendrás que pedirlas. Hazlo aunque no seas alérgico a nada, ya que reducirás las probabilidades de contagiarte de nada.

  4. Inclínate por lo nuevo frente a lo viejo: de perogrullo, ¿no?

  5. Pide una habitación en la tercera planta o superior: la mayor parte de los robos ocurren en la primera y segunda planta de los hoteles. Eso sí, no la pidas más arriba de la séptima planta, ya que las escaleras de los bomberos no suelen llegar más allá de la octava planta.

  6. Elije un hotel en lugar de un motel: principalmente por razones de seguridad (es más fácil cometer un robo cuando la puerta de la habitación está 'a pie de calle', aunque la limpieza también se las trae.

  7. Si vas a estar varios días reserva un hotel con piscina o gimnasio: para combatir el agarrotamiento y 'limpiar' el organismo.

  8. Comprueba si hay chinches en la cama antes de deshacerla: para evitar las picaduras.

  9. Comprueba que en tu equipaje no lleves chinches al llegar a casa: para evitar llevar inquilinos o huéspedes indeseados a tu casa. Hazlo en el cuarto de la lavadora, y si los hay mete todo en la lavadora.

  10. Enciende una vela perfumada en tu habitación: para purifica el ambiente y eliminar el olor de las anteriores visitas.

  11. Humedece el aire seco con la ayuda de una tetera: si tu habitación dispone de cocina, llena una tetera de agua, ponla a calentar y cuando hierva deja que el vapor de agua salga. Tu sistema respiratorio te lo agradecerá.

  12. Lleva un par de chanclas de goma: utilízalas en el baño, la alfombra y en la piscina para prevenir una infección de hongos.

  13. Aléjate del jacuzzi del hotel: ten en cuenta que los jacuzzis pueden contener bacterias infecciosas que pueden desencadenar una bronquitis e incluso serias pneumonías por respirar aire contaminado por bacterias que se dan en el agua.

  14. No cuelgues en la puerta el cartel para que te hagan la habitación: a menos que quieras contarle a todo el mundo que no estás en ella. Haz lo contrario, cuelga el cartel de 'No Molestar'. Si quieres que te hagan la habitación avísalos tú personalment.

  15. Asegúrate de que los empleados del hotel no te dan el número de la habitación: en público, claro. Nadie tiene que saber en qué habitación te alojas.

Vía | Reader Digest

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio