Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuba: alojamiento en casas particulares

Cuba: alojamiento en casas particulares
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si quieres experimentar algo de la vida real de los cubanos, los mejores lugares para alojarse son las “casas particulares“. Estas casas obtienen un permiso oficial para ofrecer alojamiento a los extranjeros.

Son más económicas que los hoteles (un promedio de 20 pesos cubanos por cuarto y por noche) y la comida (desayuno por unos 3 o 4 pesos cubanos y cena por unos 10), si no es mejor que la de los hoteles, al menos es “casera”.

Hay “casas particulares“ en cada localidad cubana, aún en los pueblos más pequeños. De todas formas, en La Habana son un poco más caras que en el interior. Los propietarios suelen ser muy atentos con los huéspedes no se cansan de ofrecen servicios adicionales: llevarte en su coche a la estación de austobuses, comida para el día de excursión, etc. Estos servicios no están incluídos en la tarifa y esperan una propina por ellos, cuando no tienen una tarifa específica. Es mejor aclararlo bien para evitar sorpresas.

Este tipo de alojamiento está muy regulado por el gobierno. A pesar de ello, existen muchas “casas no oficiales” con tarifas aún más bajas. El riesgo es que si de alguna forma se descubre el alojamiento “ilegal”, nos quedaremos en la calle, eprderemos lo pagado (por poco que sea) y los propietarios deberán enfrentar cargos legales y multas.

Las casas “legales” tienen un distintivo azul y blanco en la puerta de acceso. Al registrarnos, deberemos mostrar nuestro pasaporte al dueño de casa y establecer la cantidad de noches que permaneceremos allí.

Si tienes pensado viajar a varios destinos dentro de la isla, el propietario de la “casa particular” que te aloja podrá recomendarte una en tu próximo punto. Existe una red de casas conectadas entre sí de forma informal, por lo que podrás organizar tu alojamiento sin problemas. Por lo general, el propietario de la casa del próximo destino de tu ruta estará esperándote en la estación de autobuses para llevarte a la casa. Recuerda que por este servicio debes pagar un extra.

Si llegas a una ciudad o pueblo sin tener el alojamiento reservado, te encontrarás con los “jineteros”, personas que esperan a los turistas en las terminales de autobuses para ofrecerlea alojamiento. Ten cuidado y siempre negocia. Y nunca cierres un trato sin ver con tus propios ojos la “casa” ofrecida.

Para hacer la conversión de la moneda y conocer otros aspectos para organizar una visita a la isla, recordamos un post publicado hace un tiempo: Cuba: consejos para viajar a la isla

Foto | Casa Nivia
Más info | Casas particulares en Cuba
En Diario del Viajero | Cuba: qué y dónde comer y beber
En Diario del Viajero | Santa Clara: tras las huellas del Che Guevara

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos