Compartir
Publicidad

Bajar la tarifa de hotel, resignando servicios

Bajar la tarifa de hotel, resignando servicios
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las habitaciones de los hoteles vienen provistas de ciertos servicios y "amenities" que a veces no usamos: desde el aire acondicionado hasta una plancha de viaje, artículos de tocador o un minibar. Un hotel en California ha puesto en marcha una promoción: ofrece tarifas reducidas recortando servicios extra.

El paquete se llama "Survivor" (sobreviviente) y es algo así como un "pay-per-uso". Lo ha implementado el Rancho Bernardo Resort & Spa en San Diego.

La tarifa inicial, que incluye todos los servicios y productos de acogida con que viene dotada la habitación, es de 219 dólares la noche (unos 155 euros). A medida que el pasajero va resignando amenities, la tarifa va bajando.

Sin desayuno, se restan 20 dólares (14 euros). Sin aire acondicionado ni luces (sí, sin electricidad), ya pagas menos de la mitad. Y si quieres llegar hasta el hueso, desplegar tu bolsa de dormir sobre la alfombra del resort y aceptar no tener una cama (ni sábanas limpias, ni colchón mullido, ni edredones de película), terminarás pagando sólo 19 dólares la noche (apenas 14 euros).

Vamos que lo conviertes en un camping de lujo.

Aquí les dejo el listado de tarifas de los no-servicios (jeje)

Habitación completa: 219 dolares Sin desayuno : 199 dólares Sin minibar: 179 dolares
Sin aire acondicionado o calefacción: 159 dólares Sin almohadas: 139 dólares Sin sábanas: 109 dólares Sin electricidad: 89 dólares Sin toallas: 59 dólares Sin artículos de tocador: 39 dólares

Supongo que las tarifas van restando, o sea que por 39 dólares no sólo debes llevarte tu jabón de casa, sino que no obtienes nada de lo anterior.

Veamos, por un lado el hotel presenta el tema dentro de una política medioambientalista que tiende a evitar el derroche de energía, productos, packaging, logística y demás por no tener que ofrecer todos los servicios en todas las habitaciones.

Por otro lado, tiene su lógica eso de pagar por lo que realmente vayas a usar. Sinceramente, ¿quién usa la planchadora de pantalones? ¿Ustedes no se fijan cuatro veces antes de consumir algo del mini-bar? ¿No estudian pacientemente qué cosas son gratis y cuáles no? Lo que sí uso, son los artículos de tocador del baño. Especialmente el gel de ducha, sobre todo desde que se impusieron las regulaciones en vuelos y hay que evitar de transportar líquidos, geles y demás.

Me pregunto: ¿vamos hacia un servicio de habitación de hotel customizado?

Mucha gente no quiere usar el aire acondicionado, pues que no se lo carguen a la cuenta aún si lo apaga. Otros simplemente van al cuarto de hotel para ducharse y dormir, ¿para qué quieren un televisión de plasma y 166 canales de tv? Si vas a trabajar y sólo usas el escritorio, la cama, el baño y los enchufes: ¿te da gracia pagar por jabones con aceites esenciales?

¡Gracias Jordi!

Foto | Shutterstock Sitio oficial | Rancho Bernadro Inn En Diario del Viajero | Hoteles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio