Compartir
Publicidad

Bares de Buenos Aires, lugares de cultura y encuentro

Bares de Buenos Aires, lugares de cultura y encuentro
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Imposible visitar Buenos Aires sin detenerse a vivir la ceremonia de pasar el tiempo en un bar. Costumbre heredada de grandes capitales europeas como Madrid o Paris, sentarse en un bar porteño va mucho más allá de saciar la sed o el hambre: es un encuentro con la cultura local.

El café es una institución porteña por excelencia. Es el sitio donde uno se siente libre, a sus anchas. Es el lugar para soñar con los amigos, para dar soluciones mágicas a los problemas del país. Es aquí, mejor que en cualquier otro ámbito, donde pensamos que las utopías son posibles. Es un lugar convocante y cálido, escenario creativo e inspirador de libros, canciones e historias de amor.

Aquí la gente entra y se queda. Se toma el tiempo para bañarse del ambiente y aprender de la historia del local, porque muchos de ellos son verdaderas instituciones históricas. Los cafés suelen ser auténticos referentes barriales, forman parte del uso y costumbres del pueblo porteño, son parte esencial de su historia cotidiana.

Leía un post en Destinos Actuales sobre el tema, y me pareció que merecía nuestra propia visión para los viajeros que no sólo "pasan por una ciudad", sino que quieren aprender del ambiente, la historia, la gente.

La Ley 35 del año 1998 creó la Comisión de Protección y Promoción de los Cafés, Bares, Billares y Confiterías Notables de la Ciudad de Buenos Aires. En un inicio fueron 35 los elegidos, pero el listado se ha ido incrementando y hoy son más de 100 en todos los barrios porteños.

Los cafés porteños comenzaron su actividad en la época colonial, en el siglo XIX. En su mayoría se encontraban situados en los alrededores de la Plaza Mayor, hoy Plaza de Mayo. Entre los más antiguos ya desaparecidos: el Café de la Comedia, al De los Catalanes y al De Marco, sitio de reunión de Mariano Moreno, Manuel Belgrano, Juan José Castelli y Bernardo de Monteagudo en vísperas de la Revolución de Mayo de 1810.

Cafe Tortoni

El café más antiguo de los aún existen es el Tortoni (foto), que fue fundado en 1858 y se trasladó en 1880 a su emplazamiento actual (Avenida de Mayo 825). En sus mesas dejaron pasar el tiempo personajes tan dispares como Carlos Gardel, Atahualpa Yupanki, el Rey Juan Carlos, Serrat o Ernesto Sábato. Grandes artistas como Alfonsina Storni, Jorge Luis Borges o Benito Quinquela Martín, pasaron por aquí y abrevaron en su ambiente.

Hoy es una visita ineludible si pasas por Buenos Aires.

Otro de los bares notables de la capital argentina es el 36 billares, fundado en 1894 en la españolísima Avenida de Mayo 1267 a 5 minutos del Congreso.

En la lista de bares notables para conocer en Buenos Aires debemos incluir también:

Confitería Las Violetas

Si quieren prepararse un circuito de bares notables en Buenos Aires, les dejo aquí un listado bastante completo.

De todas forma, caminando cualquier calle, en cualquier esquina encontrarás un bar porteño donde sentarte a soñar un mundo mejor, a hacer amigos, a esperar el amor de tu vida, o a llorar el desamor. Después de todo, la vida es una letra de tango.

¡Chan, chan!

Fotos | Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Obliot en Flickr En Diario del Viajero | Los 10 bares literarios mas famosos del mundo En Diario del Viajero | La vuelta al mundo en 10 bares

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio