Compartir
Publicidad

Consejos para hacer un crucero por el Amazonas

Consejos para hacer un crucero por el Amazonas
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dentro de la lista de esos viajes idílicos que muchos sueñan, generalmente hay un espacio reservado para internarse en el corazón de América del Sur en un crucero por el Amazonas. Una experiencia que nos acerca a uno de los pocos sitios del mundo donde se vive el aislamiento, y la Naturaleza manda sobre todo lo demás.

Una vez tomada la decisión, debes decidir qué tramo quieres navegar. Según nuestra experiencia, encontrarás puntos en común y algunas diferencias si sales de Manaus o desde Iquitos.

  • Saliendo desde Manaus: este puerto de se encuentra en el interior de Brasil. La ciudad tiene una larga historia que se remonta a la dorada "Era del Caucho". Es tal vez el puerto mas conocido y concurrido tanto por los habitantes de ese tramo del río, como de turistas de todo el mundo. Es una opción.
  • crucero por el amazonas

  • Saliendo desde Iquitos, en el interior de Perú, rodeada de selva y río. Este es un viaje diferente, por el ancho cauce que lleva hacia las nacientes del Amazonas, pasando por la confluencia de grandes (gigantescos) ríos que aportan sus aguas. Un crucero por las llanuras de la selva, entre lagunas con jardines flotantes, árboles altísimos y muy pocos visitantes.

    El Amazonas nace en las sierras peruanas, brazos de los Andes, a mas de 3000 metros de altura. Llega hasta Nauta e Iquitos luego de sortear alturas y dibujar un mapa repleto de meandros zigzagueantes, mientras cambia de nombre: Lloqueta, Apurímac, Ene, Tambo, Ucayali, Marañón y Amazonas.

  • Recorrer estos ríos, que forman la cuenca fluvial mas grande del planeta y que se extiende por mas de 7.200 kilómetros desde las alturas de Perú hasta las aguas del Atlántico, requiere tener en cuenta ciertos consejos para hacer un crucero por el Amazonas y poder aprovechar la experiencia a pleno.

    Después de haberlo vivido hace unas semanas, dejamos aquí nuestros consejos que esperemos te sirvan cuando comiences a organizar tu propio crucero por el Amazonas.

  • Documentación: lleva tu pasaporte, tarjetas de crédito, comprobantes sanitarios y papeles importantes dentro de una funda impermeable y convenientemente fotocopiados ya que no hay muchos consulados por la zona. La protección de los documentos de la humedad reinante es recomendable, aunque por supuesto, la misma puede quedar a buen resguardo en la caja de seguridad del barco durante todo el recorrido.
  • Salud: piensa que estarás en un ambiente a altas temperaturas pero, sobre todo, altísima humedad. Si tomas medicación, consulta tu médico antes de partir y comenta estas circunstancias. Lleva tus medicinas en cantidad suficiente y pide sus consejos sobre tu caso particular.
  • crucero amazonas peru

  • Botiquín preventivo: lo primero que debes poner en la maleta es... el repelente para mosquitos. En spray para utilizar en brazos y piernas, en crema para la cara y cuello. Colócate repelente en todo el cuerpo (aún debajo de la ropa) cada vez que salgas de visita fuera del barco, y llévalo en la pequeña mochila de excursión para volver a ponerte al cabo de una hora o, en caso de que sudes mucho. El tentador paseo por la cubierta para ver atardecer o amanecer, o luego de la cena, puede ser la ocasión en convertirte en festín para los mosquitos. No te descuides ni un minuto.
  • En el botiquín, puedes incluir un buen bote de talcos. Es ideal para combatir la humedad en todo el cuerpo. Después de ducharte, una vez seco, espolvorea tu cuerpo con talcos para absorber la humedad restante. Esto si vas a quedarte a bordo, bajo techo. Si piensas salir a cubierta... ¡repelente de mosquitos!
  • Siempre viste ropa de algodón, no de tejidos sintéticos. Siempre viste ropa de mangas y piernas largas. Siempre viste zapatillas o botas que cubran bien todo el pie (ni sandalias, ni zapatos abiertos). Para las incursiones por la costa, visita a poblados y sobre todo para caminatas por la selva, se impone tener una botas que cubran bien el tobillo o, incluso, botas de lluvia para el caso de caminar por terreno húmedo, suelo de hojas o barroso.
  • No olvides un buen gorro. La selva no es lugar para cuidar demasiado el estilismo. Debes protegerte del sol con prendas prácticas. Un buen gorro, de alas anchas y que den sombra tanto a la cara como al cuello. En mi último viaje, compartí crucero con un nutrido grupo de turistas americanos que iban provistos de todo modelo de gorras, gorros, pamelas y hasta unos inventos que mas parecían un escafandra que incluía una tela mosquitera que le llegaba hasta los hombros. Al principio me reí, cuando comencé a sufrir las picaduras entre los omóplatos a través de la ropa (una zona muy difícil de rascar, te aseguro), les envidié.
  • crucero amazonas peru

  • Investiga antes de salir de casa. No nos cansaremos de decir que la preparación del viaje comienza investigando, aprendiendo, leyendo, acumulando información que nos será muy útil para que el tiempo cunda un 500%. Siempre encontrarás la ayuda del guía local, pero no dejes para ese momento aprender ciertos conceptos: algo sobre las especies que SI viven allí y las que efectivamente puedes llegar a ver (otras muchas, no están al alcance de los viajeros normales porque viven en lo profundo de la selva, o sus hábitos son muy ermitaños). O las estaciones del régimen fluvial del río, que sube durante 6 meses (de diciembre a mayo aproximadamente) inundando las orillas bajas y dejando bosques enteros bajo metros de agua; para luego suceder la estación de "bajante" cuando los ríos llevan menos caudal y las orillas bajas ven crecer amplias playas de arena y tierras fértiles donde sus pocos habitantes cosechan maíz para su consumo.
  • Prueba todo los equipos antes de llegar. Hablamos de cámaras fotográficas, teléfonos, cámaras de video. Lleva todos los cargadores, baterías extras y enchufes y adaptadores necesarios. Lleva muchas tarjetas de memoria... muchas. Nunca serán suficientes.
  • Cuélgate los prismáticos al cuello apenas llegues a Iquitos. No dejarás de usarlos cada día para descubrir plumas iridiscentes, pequeños monitos color miel a 60 metros de altura, un par de ojos rojos entre hojas enormes al atardecer, las aguas revueltas por el paso de mágicos delfines rosados, o atrapar con la mirada una mariposa única. La selva parece cercana, lo está, pero entre el inabarcable escenario de mil verdes, tu mirada puede perder éstos y mil detalles mas. Lo dicho: llévate los binoculares.
  • .

  • Observa, interactúa, toma conciencia. Estarás en un lugar único, con su propio equilibrio, con sus propias normas, y con una calidad de vida diametralmente opuesta a la que se tiene en cualquier ciudad. Si visitas alguna comunidad, intenta no juzgar, no lleves una mirada prejuiciosa ni distante. Aprende de la experiencia con cercanía y amabilidad, tanta como recibirás.
  • Deja "la civilización" en el aeropuerto. Aprende.
  • Fotos | María Victoria Rodríguez

    Nota | Este viaje se realizó gracias a una invitación de PromPerú y Aqua Expeditions sin que mediara ningún compromiso de opinión o publicación.

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio