Publicidad

Descubriendo Silicon Valley: la cuna de los geeks

Descubriendo Silicon Valley: la cuna de los geeks
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Abarcando desde Menlo Park hasta San José, Silicon Valley es una zona indeterminada situada en el sur de la bahía de San Francisco que, sin embargo, tiene fronteras tan delimitadas por su aire geek, nerd, tech y todos los espítetos asociados, que podría considerarse una ciudad en sí misma. Qué digo ciudad: un país independiente con su propia cultura, sus propias normas, sus propias tribus urbanas. El Hollywood de la tecnología.

Y es que Silicon Valley (un false friend que no se traduce como valle de silicona, sino como valle de silicio) acoge en poco espacio gran parte de las mayores compañías de tecnología del mundo, así como millares de pequeñas empresas en formación (las llamadas start-ups). Pero ¿realmente vale la pena visitar un lugar así en calidad de turistas o viajeros? Si te gusta The Big Bang Theory y similares (hay hasta una serie llamada Silicon Valley), sin duda. Si no te gustan, quizá también.

Fauna geek

1024px San Jose California Palm Tree 2010
Silicon Valley es una de las mayores concentraciones humanas de innovación y cyberoptimismo del mundo. Un lugar idóneo para hacer amiguitos geeks o nerds como tú, e incluso para encontrar pareja (sí, ahora ser el rarito de clase adicto a las nuevas tecnologías ya no te condena a ser un paria social).

En cualquier cafetería te toparás con gente (un gran porcentaje de asiáticos) que teclean en su portátil mientras se deleitan con un applestrudel o un milkshake con cookies Oreo. Y, además, gente de todas partes del mundo: Silicon Valley es una de los mejores ejemplos de diversidad cultural y lingüística. Una manera de conocer a gente de mil sitios sin moverse del sitio.

Aquí cada vez vienen más personas para cumplir su sueño, para vivir en el futuro, para conectar con otras personas como ellos, así que Silicon Valley está ampliando sus tentáculos hasta abarcar incluso la propia San Francisco, que cada vez resulta más cara para vivir. Con todo, hay tres formas básicas para ir desde San Francisco hasta Silicon Valley.

Puntos neurálgicos

1024px Ebayheadquarters
La primera forma de llegar a Silicon Valley es en coche, por la carretera 101, la autopista que bordea la bahía, pero tened cuidado: a menudo hay atascos eternos. La otra opción pasa por tomar uno de los autobuses fletados por los gigantes de la Red, como el Google Bus (GBus), que se toma en la esquina de la calle 18, en el barrio gay de Castro. El bus tiene wifi, así que a pesar de que haya un atasco puedes ir trabajando, como en una oficina rodante.

La tercera opción es tomar el Caltrain, un tren regional plateado y de dos pisos que conecta con los puntos más importantes de Silicon Valley: Redwood (sede de Evernote y Electronic Arts), Menlo Park (sede de Facebook), Palo Alto (sede de la Universidad de Stanford y núcleo de Silicon Valley), Mountain View (Google y LinkedIn), Cupertino (Apple), Los Gatos (Netflix) y San José (eBay).

Algunos de los puntos neurálgicos que no nos podemos perder son, por ejemplo, el garaje de Hewlett-Packard en 367 Addison Avenue (Palo Alto) lugar emblemático que fue una de las primeras empresas en desarrollar semiconductores. La Computer History Museum, en 1401 N Shoreline Blvd. (Mountain View). El garaje de la familia de Steve Jobs, en el que, a mediados de la década de 1970, Steve Wozniak y Jobs crearon su primer ordenador, en el 2066 Crist Drive de Los Altos, entre Cupertino y Mountain View.

Sin duda, un recorrido tan espectacular y lleno de significado como el paseo por un museo. Aquí, sin embargo, no se exhiben obras antiguas llenas de polvo valetudinario, sino toda clase de obras del presente y del futuro que nos espera.

Fotos | Coolcaesar | Michael

En Xataka Ciencia | Instantáneas de California

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir