Publicidad

La montaña del jefe sioux

La montaña del jefe sioux
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

En 1927 comenzó la excavación del Monte Rushmore con las figuras de 4 presidentes americanos. En ese mismo momento, los indios Lakota comenzaron a reclamar que su jefe, Crazy Horse o Caballo Loco también tuviera su propia montaña esculpida.

Los Lakota, una de las 7 tribus que formaban el pueblo Sioux, eran dueños por tratado, de las montañas en las que se encuentra el Monte Rushmore, en Dakota del Sur.

Un colaborador de Gutzon Borglum, el escultor del Monte Rushmore, fue llamado para diseñar el monumental homenaje al jefe lakota. Y así fue como Korczak Ziolkowsi, un escultor descendiente de aristócratas polacos, se convirtió en el retratista de un gran jefe sioux.

Mis compañeros jefes indios y yo queremos que el hombre blanco sepa que el pueblo piel roja también tiene grandes héroes

La obra del "Crazy Horse Memorial" comenzó en 1948 como homenaje al jefe lakota que se enfrentó a las tropas federales americanas en la batalla de Little Bighorne en junio de 1876. En ella, Crazy Horse junto a otros jefes sioux (incluyendo al célebre Toro Sentado) y cheyene, dieron pelea a los soldados del Coronel George Cluster y su Séptimo de Caballería.

Crazy Horse

En 1941, había sido inaugurado el monumental conjunto escultórico del Monte Rushmore, construido con prespuesto oficial y declarado Monumento Nacional en 1925. A apenas 13 kilómetros de allí se encuentra el monumento a Crazy Horse, aún inacabado por problemas de presupuesto.

La cabeza de Caballo Loco es 9 metros más alta que la de los presidentes y el conjunto es mucho más grande porque el monte donde se asienta tiene mayor volumen.

Las obras continúan, varias décadas después, con donaciones y aportes de los visitantes que se acercan. Las ideas han ido cambiando, y los jefes de la comunidad lakota actual no están muy de acuerdo con la idea de transformar una montaña en una estatua de su jefe. Lo consideran una forma de corromper el paisaje, algo muy lejano al ideario sioux.

El complejo del Crazy Horse Memorial puede visitarse a diaria (08 a 17 hs) pagando una entrada de 10 dólares (los menores no pagan y hay tarifas familiares). En sus perímetro se encuentra el Museo Indio de Norteamérica con una amplia colección etnográfica que incluye objets, armas, arte, joyería, fotografías y una auténtica tipi pintada a mano por artistas lakotas.

Lo que más llama la atención, son las antiguas fotografías (algunas de finales del siglo XIX) en las que los jefes sioux posaban con orgullo, algunos ya empuñando armas de fuego "heredadas del hombre blanco".

Unas poses y unas miradas que dan fe de un amor propio, de una gallardía y valor que no les alcanzó para sobrevivir a la marea blanca que llegaba del este.

Foto | Mike Tigas en Flickr Vídeo | Youtube Sitio oficial | Crazy Horse Memorial En Diario del Viajero | Estados Unidos: los rostros del Monte Rushmore En Diario del Viajero | La escultura más grande del mundo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir