Compartir
Publicidad
Publicidad

Muy pocos americanos tienen pasaporte

Muy pocos americanos tienen pasaporte
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las cifras varían y dicen que un 5 a un 20% de los ciudadanos de Estados Unidos tienen pasaporte. Esto habla a las claras de una vocación por moverse dentro de sus fronteras. Para estimular una cierta apertura de miras, la Asociación de Agentes de Viajes de Estados Unidos y la Administración federal impulsan una campaña para que sus nacionales saquen o renueven sus pasaportes.

Recuerdan que desde el pasado 1 de junio es absolutamente necesario contar con un pasaporte o “documento autorizado” para viajar fuera de sus fronteras, incluyendo Canada, Mexico, Bermuda, o el Caribe.

Para estos últimos casos, los americanos pueden obtener ese “documento autorizado” o passport card.

Se trata de lo que en otros países se llama DNI con los parámetros de seguridad de sus pasaportes. Su tramitación es más económica que la del pasaporte pero sólo les permitirá transitar entre los países mencionados (Canadá, México, Bermudas y ciertos países del Caribe como Jamaica).

Passport card USA
La passport card tiene la misma vigencia que un pasaporte: 10 años para los adultos y 5 años para los menores de 16 años de edad. Para quienes ya tengan un pasaporte válido, la tramitación es más económica (se ahorran 20 dólares).

Quienes tramiten por primera vez un pasaporte y/o passport card, deberán pagar: 120 dolares para obtener ambos documentos para un adulto (95 los menores); 100 dólares si sólo piden el pasaporte (menores 85) y 45 dólares por la tarjeta (35 los menores).

Si por urgencia necesitan que le envíen el pasaporte por correo expreso, habrá que sumar unos 60 dólares por expediente. En este caso el trámite tarda de 2 a 3 semanas (como urgente), de lo contrario el trámite normal dura de 4 a 6 semanas.

Quienes tengan un pasaporte y sólo deban renovarlo, pueden hacerlo por correo enviando el caducado junto con las nuevas fotografías y se ahorran 25 dólares en el proceso.

Que tan pocos ciudadanos americanos tengan un pasaporte vigente, denota una falta de interés por conocer mas allá de sus fronteras.

A mi, que vengo de un país que siempre ha mirado hacia el norte y que está poblado de viajeros y emigrantes en potencia, me parece increíble que, por más bellezas y atractivos que tenga Estados Unidos, sólo una pequeña porción de su población aspire a conocer otras culturas.

Hay que considerar, por otro lado, que los trabajadores en Estados Unidos disfrutan de un régimen de vacaciones anuales muy escaso por lo que están habituados a estadías más cortas y cercanas. Un viaje largo, y mucho más si es fuera del país, se reserva para ocasiones especiales en que gocen de licencias particulares: por matrimonio o al momento de la jubilación, por ejemplo.

En los últimos años se ha visto un incremento en la cantidad de solicitudes de pasaporte americano. Por un lado, nuevas generaciones se suman a la masa de viajeros y ellos traen, al parecer, una nueva mentalidad más abierta y con visión más internacional.

Por otro lado, no hay que despreciar la cantidad de extranjeros que han ido adquiriendo la nacionalidad estadounidense en las últimas épocas. Para ellos, contar con un pasaporte americano es la puerta de salida hacia sus países de origen y un seguro de no tener problemas al volver a entrar a Estados Unidos.

Vía | AAA Travel Views

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos