Compartir
Publicidad
Publicidad

Paseo de la Historieta y Museo del Humor, en Buenos Aires

Paseo de la Historieta y Museo del Humor, en Buenos Aires
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El humor argentino se ha ganado un nombre propio con grandes creativos y personajes. Desde la publicidad al humor gráfico, la particular forma de encarar la realidad han dado piezas que se reconocen fácilmente. Personajes como Mafalda o Patoruzú han acompañado a generaciones de argentinos para luego dar el paso a otros países. Estos personajes tienen su espacio propio en la ciudad de Buenos Aires en el Paseo de la Historieta.

El Paseo de la Historieta estará integrado por diez figuras representativas de la historieta argentina, comenzando con la escultura de Mafalda, la cual se encuentra ubicada en la esquina de las calles Defensa y Chile. El emplazamiento del resto de los personajes se ha ido completando durante todo el año. Lo integran Mafalda, Isidoro Cañones, Larguirucho, Matías, Don Fulgencio, Gaturro, las Chicas Divito, el Loco Chávez, Clemente y Patoruzú.

Estos personajes son fruto de la imaginación y del trabajo de grandes artistas locales como Quino, García Ferré, Nik, Dante Quintero, Sendra, Altuna y Trillo, Divito, Lino Palacio y Caloi. Puedes conocerles mejor en este enlace.

El paseo se inicia en la esquina de las calles Defensa y Balcarce y finaliza en el Paseo Colón y la calle Moreno. Además de las esculturas, la composición de todo el Paseo se completa con murales realizados por reconocidos artistas, y señalética en luminarias que guían el camino. Al final del recorrido del Paseo, se puede continuar en bicicleta para visitar el Museo del Humor ubicado a corta distancia.

paseo de la historieta

Museo del Humor

El patrimonio del Museo abarca dos siglos de humor gráfico argentino con muestras permanentes y transitorias, y programas educativos.

La colección trata sobre Humor Gráfico Argentino: su historia, una síntesis, en poco más de 100 obras. Un homenaje a los artistas y a los medios gráficos que durante los últimos dos siglos los acogieron y, muy especialmente al público lector que permitió el progreso y vigencia de ambos, en muchos casos adquiriendo relevancia internacional.

Dentro de su fondo se pueden observar, por ejemplo: la serie humorística de litografías sobre damas porteñas ataviadas con exagerados peinetones que César Hipólito Bacle realizó en 1834; ejemplares originales de Caras y Caretas que fue el primer semanario popular masivo, aparecido el 8 de octubre de 1898 y fundado por el periodista español Eustaquio Pellicer junto con Bartolomé Mitre y Vedia, hijo del ex presidente y fundador del diario La Nación.

La actitud rebelde del humor gráfico argentino puede verse en los ácidos dibujos satíricos de los periódicos El Mosquito y Don Quijote del siglo XIX. De las primeras décadas del siglo XX se exhiben obras de los grandes caricaturistas e ilustradores. Entre otros dibujantes destacados, José María Cao, Alejandro Sirio, Mario Zavattaro y Julio Málaga Grenet desarrollaron su arte en Caras y Caretas, Fray Mocho, Plus Ultra y El Hogar.

La llamada Edad de Oro se extiende por las décadas centrales del siglo XX, donde varios de los grandes dibujantes se convirtieron en editores de revistas y marcaron una época irrepetible, tal los casos de Dante Quinterno con Patoruzú y Guillermo Divito con Rico Tipo. Exitosas experiencias que continuaron luego Landrú con Tía Vicenta y Andrés Cascioli con Satiricón y Humor.

El museo se encuentra en Puerto Madero, muy cerca del Paseo de la Historieta, en el centro de Buenos Aires. Los lunes, martes y miércoles tiene acceso gratuito. Más información en su página web.

Fotos | Agenda cultural Buenos Aires En Diario del Viajero | Monumentos de cuento: la Sirenita, el Principito y Caperucita Roja

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio