Compartir
Publicidad

Reservas de Monteverde y Santa Elena, Costa Rica

Reservas de Monteverde y Santa Elena, Costa Rica
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la provincia de Puntarenas se encuentran dos de los bosques nubosos más importantes de Centro América. Hablamos de la Reserva Forestal Biológica Nube Monteverde y de la no tan conocida Reserva de Santa Elena.

Sobre los bosques nubosos tropicales, diremos que se trata normalmente de un tipo específico de bosque lluvioso que se encuentra sólo en áreas montañosas. Esto quiere decir que en ellos la temperatura es mucho más fresca y están inmersos en nubes la mayor parte del tiempo, las cuales humedecen directamente la vegetación.

Estas condiciones permiten la subsistencia de animales y plantas que no pueden encontrarse en nigún otro lugar del planeta. Por esta razón no podemos perdernos una visita a la zona, la cual ha sabido encontrar en el eco-turismo el delicado equilibrio entre la explotación y la autoconservación.

El núcleo principal de la zona es Santa Elena, que resulta un perfecto punto de partida para todas las actividades a realizar durante nuestra estancia, tanto por la proximidad a las reservas como por sus servicios: aquí se puede encontrar muchos hoteles y también cabañas y alojamientos a buen precio, además de servicios bancarios, almacenes, panaderías, etc.

Es cierto que la Reserva de Monteverde es magnífica, pero no olvidemos que la Reserva de Santa Elena se encuentra sólo a 6 km al noroeste de Santa Elena y tiene las mismas características en cuanto a diversidad de especies y vegetación como la Reserva de Monteverde. Por eso, debido a que es menos conocida, también está menos saturada de visitantes, lo que se traduce en una mayor probabilidad de avistar animales y en más tranquilidad al realizar las rutas. Hay incluso quien ha llegado a ver el rarísimo ave quetzal.

Otra actividad muy interesante y divertida es lo que llaman "Skywalk", y que consiste en una serie de puentes colgantes a la altura de las copas de los árboles y que nos da la oportunidad de observar muchas aves y otros animales en su hábitat, además de la gran variedad de exhuberante y exótica vegetación. En cuanto a senderos, la mayoría de ambas reservas están en muy buenas condiciones y aptos para cualquier persona; caminatas de una hora hasta medio día se pueden hacer sin ningún problema.

Por último, quiero hablar de tres lugares, también de obligada visita, en el pueblo mismo de Santa Elena: se trata de "El Mundo de los Insectos", "El Serpentario" y el "Ranario". En ellos disfrutaremos y conoceremos más cosas sobre las más de 30 especies de anfibios del ranario (incluídas las extrañas y mortíferas ranas punta de flecha), y las más de 40 especies de serpientes del serpentario.

Además, en "El Mundo de los Insectos" los más atrevidos y atrevidas podréis sostener vosotros mismos cucarachas voladoras del tamaño de vuestra mano, así como también el rarísimo escarabajo rinoceronte que, tal y como veis en la foto, no desmerece para nada su nombre.

Sitio oficial | Reservas de Monteverde y Santa Elena , Juego del bosque nuboso Diario del Viajero | Parque Nacional Tortuguero, Nature Air, la aerolínea ecológica de Costa Rica

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio