Compartir
Publicidad

Un río multicolor en Colombia

Un río multicolor en Colombia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como si fuera el mejor lienzo de algún impresionista, sólo basta asomarse a la ribera del Caño Cristales o Rio de los cinco colores para saber que estamos en un lugar único.

Caño Cristales nace al sur de la Sierra de la Macarena, en Colombia, y corre hacia el oriente para finalmente desaparecer en el río Guayabero.

Se trata de una sucesión de rápidos, cascadas, pozos y hondanadas. Las aguas son de tal pureza que permiten ver el fondo aunque carecen de peces por las caracteristicas predominantes en su lecho.

En su cauce encontramos colores: amarillo, azul, verde, negro y rojo que son producidos por la presencia de abundantes algas en él y que según la época del año se intensifican hacia uno u otro color.

A Caño Cristales se le conoce como el río más hermoso del mundo, y para llegar a él se requiere viajar en avión desde Villavicencio hasta Macarena, tomar un bote y caminar por senderos no marcados, hasta encontrar este espectáculo natural.

Este río de la selva no llega a los 100 km de largo ni los 20m de ancho, por lo que es pequeño en comparación con el Amazonas.

Como dijimos, la variedad cromática se debe a la presencia de algas. Gracias a que en el verano, el sol seca una planta llamada "Macarenia Clavijera", el río puede obtener ese fantástico color rojo predominante. Los demás colores como el amarillo, negro, turquesa y verde se obtienen de la presencia de algas de distintos colores. Un fenómeno fantástico que se pierde al llegar al río Guayabero.

Debido a que éste fenómeno se presenta en épocas de calor, Caño Cristales sólo se mantiene abierto durante los meses de junio hasta noviembre, pues al ser considerado Patrimonio Biológico de la Humanidad, la seguridad y protección a este recinto es extrema.

Las rocas de la Macarena alcanzan los 1.200 millones de años de antigüedad y constituyen la prolongación hacia el occidente del llamado Escudo Guyanés de Venezuela, Guayana y Brasil, cuyas rocas son consideradas las más antiguas del planeta.

En la misma Sierra de la Macarena, hay otros "caños" con plantas rojas en invierno, como el Caño Siete Machos. Estas plantas rojas se adhieren fuertemente a las rocas en los lugares donde el río tiene más corriente.

La Serranía de la Macarena es considerada por científicos del mundo como "la semilla de la biodiversidad". Existe desde antes de la formación de la Cordillera de los Andes y se cree que desde aquí comenzaron a distribuirse las especies por este territorio.

Foto | Blancopop Más fotos | Flickr En Diario del Viajero | Relámpago de Catatumbo: un fenómeno meteorológico que atrapa por su fuerza En Diario del Viajero | Nuevas rutas en Perú para las Cataratas de Amazonas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos