Compartir
Publicidad

Una española atravesará el Cabo de Hornos... ¡remando!

Una española atravesará el Cabo de Hornos... ¡remando!
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Itziar Abascal se ha unido a Stéphanie Geyer-Barneix y a Alexandra Lux - dos campeonas de salvamento costero-, para enfrentarse a un desafío deportivo inédito hasta la fecha: cruzar a bordo de una tabla de paddle-board el Cabo de Hornos, un lugar famoso por sus fuertes vientos y sus corrientes marítimas en aguas muy frías (2°C).

Para franquear el Cabo de Hornos propulsadas sólo por la fuerza de sus brazos hace falta una voluntad de hierro, ya que en el recorrido de esta travesía, que durará 12 días, se atravesarán dos océanos, dos países y un cabo extremadamente peligroso, por lo que el tema de la seguridad es la palabra clave en este proyecto.

Remeras

Una comisión de navegación compuesta por el español Pachi Rivero, Matthieu Abiven y los chilenos Óscar Hermosilla y Francisco Ayarza en vista de las condiciones atmosféricas, particularmente difíciles en esta época del año, han tomado la decisión de modificar el recorrido inicialmente previsto.

Todos trabajan en colaboración con el famoso navegante Yves Parlier y con la armada chilena. Las remeras y su barco nodriza han validado el nuevo itinerario, tan díficil técnicamente como el original, pero que permite la posibilidad de resguardarse y de buscar refugio en caso de malas condiciones.

El nuevo trayecto comenzará hacia los glaciares en el corazón del Antártico chileno, y prevé pasar por el Cabo de Hornos, del canal de Drake, para remar en las glaciales aguas de la Tierra de Fuego.

Nodriza

Pachi Rivero, que tiene en su activo haber atravesado el Cabo de Hornos en dos ocasiones, ha comentado en rueda de prensa que los relieves montañosos de esta región pueden influir en la fuerza y en la dirección del viento, y que también es posible que las remeras se encuentren con dificultades ligadas a las corrientes marítimas en las desembocaduras de los fiordos más profundos.

Existe un viento conocido como Williwaw que tiene fama de ser un viento muy fuerte y absolutamente imprevisible que puede alcanzar en pocos segundos los 80 nudos y que está muy presente en esta región de la Patagonia. Cuando las condiciones impidan que las deportistas sigan remando, subiran al barco nodriza, apuntando la localización en el GPS para reemprender la travesía cuando todo se calme.

Paddleboard

La expedición comenzará, si nada lo impide, el próximo viernes 2 de enero a las 7,00 h de la mañana. Las tres llevaran un tracker sobre la tabla, por lo que se las podrá seguir.

Las principales dificultades a las que tendrán que enfrentarse serán:

  • El frío: la temperatura del agua es de aproximadamente 2°C.
  • Las fuertes corrientes.
  • Los relevos entre las tres remeras de 19 horas cada día. Cada remera remará 1,15 h y luego descansará 2,30 h para reponerse y dormir un poco.
  • La presencia de mamíferos marinos como orcas o leones marinos.

El equipaje del barco nodriza deberá no perder nunca de vista a las remeras en aguas extremadamente agitadas, ayudarlas a realizar sus relevos en buenas condiciones, adaptar la velocidad del barco a la velocidad a la que remen las deportistas (de media unos 3 nudos), y permanecer mucho tiempo en una de las zonas consideradas más peligrosas en el mundo para la navegación, el Cabo de Hornos, por donde los marineros suelen pasar lo más rápido que pueden.

Campeonas

Además del desafío deportivo, el equipo embarcado en la nave nodriza tiene la misión de recoger muestras para que las pueda analizar un laboratorio para el estudio de micro partículas con el propósito de conocer la evolución de la presencia del plástico en las aguas próximas al Cabo de Hornos.

Muchos colegios de Francia, España, Chile, Argentina, Marruecos, Alemania y Suecia se han asociado a este proyecto por medio de acciones pedagógicas que promueven el aprendizaje por medio de juegos interactivos, desafíos deportivos, artísticos y culturales en torno a un objetivo común que es la protección del agua.

Stéphanie Geyer Brneix es campeona del mundo de salvamento costero y de paddle-board. Esta atleta tiene una historia impresionante pues en cuanto se curó de un cáncer de mama, decidió emprender desafíos deportivos con el propósito de sensibilizar a la gente en torno al cáncer. Para el desafío Cap ô pas Cap el objetivo es movilizarse en torno a la protección del agua. La cántabra Itziar Abascal (nació en Santander) es campeona del mundo de paddle-board de larga distancia (2014), y Alexandra Lux fue campeona del mundo de salvamento costero en el 2010.

Más información | Cap ô pas Cap
En Diario del Viajero | Imágenes de la Patagonia
En Diario del Viajero | Patagonia: ¿Cómo ha afectado la nube de ceniza a los destinos turísticos?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio