Compartir
Publicidad
Publicidad

Vivir en un barco-avión

Vivir en un barco-avión
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ayer hablábamos de una casa hecha en unavión. Veamos...

El multimillonario y excéntrico americano Howard Hughes fue también un apasionado y pionero de la aviación comercial.

Después de amasar fortuna con la empresa familiar de maquinarias para la extracción de petróleo,Howard Hughes se trasladó a Hollywood y se convirtió, además en productor de películas.

Su pasión por volar le llevó a construir su propio avión con el cual batió el record de velocidad. Un poco más tarde cruzó el Atlántico entre Estados Unidos y Europa en 7 horas y 28 minutos. Y no contento con ésto, dió la vuelta al mundo en menos de 4 días (era 1935 !!!)

El avión que mostramos hoy es un Boeing 307 de su propiedad: el Stratoliner de 1937.

¿Qué diría Howard si lo viera hoy, transformado en una casa flotante?

Así puede verse hoy aquel avión, fondeado (¿o acuatizado?) en Fort Lauderdale, Florida, Estados Unidos.

Esta casa-avión-bote (realmente no sabemos cómo definirla) puede navegar como un barco, mantiene la estructura original del avión y es la casa de un señor que parece estar bastante contento (o no?). Por lo pronto, abre las puertas de su barco-avión para la visita del público.

Todo ésto, además, es el producto de una empresa que, por lo visto, toma aviones en deshuso y los transforma en ... ésto.

Si Howard lo viera ...

Vía | Thrillingwonder

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio