Compartir
Publicidad
Publicidad

China: las terrazas de Longji o la Columna del Dragón

China: las terrazas de Longji o la Columna del Dragón
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Una de las cosas que más suelen llamarnos la atención cuando viajamos a Asia son sus inmensos arrozales. Un paisaje característico que alcanza su máxima expresión en los bancales de la Columna del Dragón de la provincia china de Guangxi.

Con sus 66 kilómetros cuadrados de extensión, los bancales de Longji componen uno de los paisajes agrícolas más impresionantes de China. Su construcción data de la dinastía Yuan, lo que nos remonta al siglo XIII de nuestra era: más de 700 años de historia durante los cuales estos bancales no han dejado de ser cultivados.

Para las minorías yao y zhuang que habitan la zona la importancia de estas terrazas es capital al suponer su principal medio de subsistencia: primero, por el cultivo de las mismas; ahora, por el turismo que se acerca a verlas. Para nosotros, la estampa es de postal: terrazas y terrazas, que van desde los 380 a lo 880 metros de altitud, comunicadas por un complejo sistema de canales sin el cual su irrigación resultaría imposible.

Es del todo recomendable reservar un día o dos para hacer alguno de los trekkings que unen los pueblos más remotos con el fin de alejarse un poco de los centros turísticos, como las aldeas de Ping’an o Dazhai que, aunque igualmente pintorescas, suelen estar abarrotadas.

Si no tenéis ese tiempo, no os preocupéis. A poca distancia de Ping’an hay un par de miradores que ofrecen unas vistas fantásticas de los alrededores. El paisaje cambia con cada estación: verde en primavera, dorado en otoño, blanco en invierno… pero con un denominador común sea cual sea la época del año que elijáis para visitarlas: son impresionantes.

Para llegar a Ping’an hay que tomar un autobús en Longsheng que os dejará en la entrada de la aldea en una hora (más o menos, ¡esto es Asia!). La entrada a los bancales cuesta 80 yuanes, pero si os quedáis varios días y aprovecháis para visitar varios pueblos y acercaros a la cultura de las minorías que los habitan, merecerá la pena.

Foto | Pieter Schepens
En Diario del Viajero | El Puente del Viento y la Lluvia de Chengyang
En Diario del Viajero | Sapa: tradición y turismo en el triángulo del opio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio