Compartir
Publicidad
Publicidad

El Monte de los Olivos en Jerusalén (I)

El Monte de los Olivos en Jerusalén (I)
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde Jerusalén verás el Monte de los Olivos hacia el este de la ciudad vieja. No esperes encontrar el campo sembrado de olivos, hoy su elevación rocosa se muestra mas llena de iglesias, tumbas y lugares santos que de olivos. Una visita a este sitio te dará magníficas vistas sobre la ciudad de Jerusalén por un lado y del desierto de Judea, el valle del Jordán y las montañas de Moab, por el otro.

Es un lugar sagrado para muchas religiones. Por aquí caminaba Jesús desde Betania a Jerusalén. Por aquí pasó también Mahoma en su ruta de La Meca a Jerusalén y se detuvo en la Tumba de María para iluminarla (por éso tanto cristianos como musulmanes veneran el supuesto sepulcro de la Virgen).

El Monte de los Olivos es también un lugar deseado por los judíos para ser enterrados. El cementerio judío del Monte de los Olivos es más que un camposanto: según la Biblia (Zacarías 14:1) desde aquí comenzará la Resurrección cuando llegue el Mesías, por éso todos quisieran estar aquí cuando llegue el momento. Dicen también, que desde el Monte de los Olivos sale un túnel hacia la Vida Eterna.

A tu paso por Israel, la visita de Jerusalén no estará completa si una ascención al Monte de los Olivos. Algunos lugares bíblicos están aquí por lo que no te salvarás de las multitudes de peregrinos y fieles de todas las religiones que tienen representación en esta tierra. A lo largo de la Historia, por aquí han dejado su impronta los cruzados, franciscanos, griegos, armenios, sirios, coptos, abisinios, judíos, ortodoxos o musulmanes entre otros. Volveremos.

Foto | María Victoria Rodríguez
En Diario del Viajero | Israel, destino religioso, La tumba de Herodes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos