Publicidad

El templo de Akshardham: arte clásico hindú... del siglo XXI

El templo de Akshardham: arte clásico hindú... del siglo XXI
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando pensamos en templos, ya sea en India, en México o en Egipto, tendemos a imaginar que estos tienen una larga historia detrás. Sin embargo, el templo del que os voy a hablar hoy es muy joven, de 2005 exactamente: se llama Akshardham, está en Nueva Delhi, y es el complejo hinduista más grande del mundo.

Se trata, en mi opinión, de uno de los grandes imprescindibles de la capital de India. No sólo por su belleza o tamaño, sino fundamentalmente porque es un ejemplo vivo de que todavía en nuestros días se construyen edificios con la majestuosidad de las grandes obras del pasado.

No sostengo que entre las construcciones modernas no haya obras de arte. Nadie pone en duda la belleza y complejidad de las Torres Petronas de Kuala Lumpur, o el Templo del Loto, también en Nueva Delhi. Pero si visitáis Akshardham entenderéis lo que digo. Es… otra cosa: pura arquitectura clásica hindú, pero del siglo XXI.

Para levantar Akshardham fueron necesarios cinco años y, según dicen, el trabajo de 11.000 voluntarios. Fuese el número que fuese, cuando uno pasea por esa vastísima extensión de terreno, llena de jardines y paseos, salpicados de fuentes y templos con las más hermosas figuras de dioses y animales, lo que realmente piensa es cómo es posible que fuese terminado en “sólo” cinco años.

El templo de Akshardham no suele estar incluido en los tours más clásicos de Delhi, por lo que si vais es muy posible que seáis los únicos turistas en él. No estaréis solos: Akshardham es visitado diariamente por centenares de fieles de la ciudad o turistas de otras zonas de India, que si bien se mostrarán sorprendidos al verlos, no podrán importunaros con sus cámaras de fotos, ya que es obligatorio dejarlas en consigna antes de entrar.

No os perdáis el espectáculo de luz y sonido que al ponerse el sol tiene lugar en la fuente principal, y que por 20 rupias se llena siempre hasta la bandera. Rodeados de locales con sus palomitas, aplaudiendo y gritando enfervorizados a cada cambio de la iluminación, habrá valido la pena visitar este gran templo del que muchos no llegan a oir hablar nunca.

Imagen | Mskadu en Flickr En Diario del Viajero | Jama Masjid, la mezquita más grande de India, La India Gate de Nueva Delhi

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir