Compartir
Publicidad

La casa negra. De viaje por Chiang Rai, Tailandia (II)

La casa negra. De viaje por Chiang Rai, Tailandia (II)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguimos viajando por Chiang Rai. En esta ocasión hablaremos de un lugar completamente diferente al de hace unos días. Todo el destello y esplendor del templo blanco se quedó al sur de de Chiang Rai. Ahora nos vamos 12 kilómetros al norte, para ver una serie de construcciones tan oscuras como polémicas.

Atractivo, lúgubre, bonito, precioso, recomendable y horrible, son algunos adjetivos utilizados por quienes han estado en la casa negra de Chiang Rai. Disparidad de opiniones, pero algo en común: la casa negra no deja a nadie indiferente y es una buena opción para contrastar el día de visitas, tras el templo blanco.

El Baandam Museum, o también llamado Black House (casa negra) empezó a construirse hace más de 35 años, fruto de la excéntrica inventiva del reconocido arquitecto tailandés Thawan Duchanee. Se trata de un recinto ajardinado con 32 cabañas de diferentes formas y tamaños, todas en madera de color negro.

Los amplios jardines que rodean la Black House están salpicados de otras construcciones muy extrañas, como cápsulas blancas, esculturas africanas y otros diseños abstractos. Las cabañas han sido adornadas con cuernos de buey, animales disecados, pieles de animales (osos, lobos, serpientes, cocodrilos, etc). A mi parecer, hay demasiado animal muerto, aunque se supone que estaban ya muertos antes de ser expuestos.

Se permite el acceso a algunas cabañas, otras tienen un cristal por el que ver, por ejemplo, un dormitorio con una cama y una piel de oso con cabeza sobre ella.

House

El arquitecto y dueño de la finca era Thawan Duchanee, artista reconocido internacionalmente, fallecido en septiembre de 2014, que trató de representar el budismo con una perspectiva única. Son muchos sus detractores. Y es que no resulta nada fácil comprender el significado de lo que se está viendo, de hecho, quizá ese fuera el objetivo del Baandam Museum, provocar una sensación de extrañeza y curiosidad al visitante.

Independientemente de que guste más o menos, creo que es un lugar que debe ser visitado de Chiang Rai, un lugar muy distinto a los cientos de templos que se ven cuando se va a Tailandia.

Es posible, y recomendable, ir en el mismo día al templo blanco y a la casa negra. En transporte público, hay que subir en autobús desde old station, pidiendo que nos avisen al llegar. Se encuentra en una zona próxima a la carretera principal, por un acceso que nunca cabría pensar que diera a la casa negra.

A finales de 2014 estaba en rehabilitación pero se permitía la entrada. El acceso es gratuito. Abierto todos los días de 9am a 12 am y de 1pm a 5pm.

Fotos | Mar Serrano
En Diario del Viajero | El templo blanco. De viaje por Chiang Rai, Tailandia (I)
En Diario del Viajero | Tha Ton, Tailandia. Un destino alternativo entre Chiang Mai y Chiang Rai

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio