Compartir
Publicidad
Publicidad

Las compañías aéreas se adaptan tras la tragedia de Japón

Las compañías aéreas se adaptan tras la tragedia de Japón
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estas últimas semanas desde el terremoto y tsunami en Japón, las operaciones de las compañías aéreas que vuelan a este país se han visto perturbadas. A los miles de pasajeros deseando salir de territorio japonés, se suman las dificultades operativas de los aeropuertos, especialmente de Tokio, y a nueva cuestiones de logística que intentan salvar poco a poco.

Tokio es la principal puerta de entrada y salida de los viajeros a Japón. Gran cantidad de compañías aéreas tienen su centro de operaciones allí y en estos últimos días han doblado el esfuerzo para intentar dar respuestra a los pasajeros que intentan salir de Japón, por un lado, y a la sustancial baja en las reservas y ocupación de los vuelos hacia allí.

A ésto se suman problemas funcionales de aeropuertos como Haneda o Narita que deben sortear escasez de suministros básicos, racionamiento de agua y cortes de energía eléctrica. Además, está el tema de las tripulaciones de vuelo que por programación deben hacer escala en Tokio, pernoctando allí. Algo por lo que muchos sindicatos de empresas aéreas han elevado su queja, en virtud de los peligros existentes, y que han conseguido modificar toda la logística ya establecida.

Si bien en las primeras horas posteriores al terremoto y al tsunami, los aeropuertos estuvieron cerrados y los vuelos suspendidos, ninguna compañía aérea ha cancelado sus operaciones con Japón, sino que se están adecuando a las circunstancias y de acuerdo a las condiciones que se presentan día a día.

British Airways ha decidido desplazar la escala de sus tripulaciones a la ciudad de Hong Kong. Los equipos de trabajo a bordo de todos sus vuelos hacia Tokio siguen camino a la ciudad china donde toman su descanso y pernoctación.

La empresa alemana Lufthansa dicidió hace unos días modificar sus rutas y ahora sus vuelos que anteriormente llegaban a Tokio, lo hacen a Osaka; y los que los que operaban hacia Nagoya, se dirigen ahora hacia Seúl. Asimismo ha levantado las paradas de tripulaciones en Tokio distribuyéndolas en estas otras dos ciudades.

Otras compañías han decidido modificar las rutas agregando una escala en Seúl camino a Tokio, donde sube una tripulación nueva que realiza el trayecto a Tokio y regresa a su base. Tal es el caso de Austrian Airlines, Singapore Airlines y Qantas.

SAS ha creado una base temproal en Beijing desde donde coordina las necesidades dia a dia, con respecto a tripulaciones, mantenimiento, recarga de combustible, catering, carga, etc., para sus vuelos entre Copenhague y Tokio.

Nuevas condiciones de vuelo para los pasajeros que viajan a Oriente, rutas alternativas, horarios que se modifican, etc. "Molestias" menores si pensamos que nos estamos enfrentando a una situación anormal y las enormes dificultades de una y otra parte para solucionar los problemas que se presentan, y seguir operando lo mas normalmente posible.

Foto | John Leung En Diario del Viajero | Compañías aéreas de bajo coste en Asia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio