Publicidad

Las lágrimas de San Lorenzo en los desiertos del Néguev y del Sinaí capturadas por Neil Folberg

Las lágrimas de San Lorenzo en los desiertos del Néguev y del Sinaí capturadas por Neil Folberg
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Antoine de Saint-Expupéry, el autor de El Principito, solía decir que siempre le había gustado el desierto, porque uno se sentaba sobre una duna de arena y aunque no veía ni oía nada había algo mágico en ese silencio del que nadie podía sustraerse ni olvidar. Bastaba con preguntárselo a los habitantes de la zona, que siempre volvían al desierto para recargarse las pilas.

La madrugada del 12 al 13 de agosto se produjo un famoso fenómeno que tiene lugar todos los años conocido como Las lágrimas de San Lorenzo, una lluvia cósmica de meteoros que se encuentra en la constelación de Perseo. Una constelación que se levanta por el nordeste, y va ascendiendo hacia el este hasta presentarse muy elevada, por debajo de la reconocible "W" de Casiopea hasta el amanecer.

Neilfolberg2

Neil Folberg es un fotógrafo americano, nacido en San Francisco en 1950, que vive en Jerusalén y a quien le encanta pasar la noche en los desiertos del Néguev y del Sinaí bajo el cielo estrellado observando a las estrellas.

Este coleccionista de puestas de sol y de amaneceres ha asistido a espectáculos inolvidables que ha procurado capturar con su cámara dando vida a una serie de fotos a las que ha bautizado con el evocador nombre de Celestial Nights.

Neilfolberg3

Folberg se fue abriendo camino hasta las ruinas santas y allí capturó con su objetivo los olivares y las higueras bajo un cielo iluminado de estrellas, algunas de ellas fugaces. Mientras fotografiaba los árboles y las ruinas mencionadas en los textos religiosos, lo único que oía era el leve zumbido de su fiel compañero, un impresionante telescopio Wise.

Neilfolberg4

Todo esto resulta muy poético y muy simbólico, que duda cabe, pero el resto del año suele acudir al puente del Wise Observatory, un observatorio astronómico que pertenece a la universidad de Tel Aviv hasta que amanece, porque a Folberg, además de la fotografía, le apasiona la astronomía. Eso es algo que ya habíais notado, ¿verdad?

Mas información | Artsy
En Diario del Viajero | Llegan las Perseidas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir