Compartir
Publicidad

Las ruinas romanas de la antigua Cesárea, en Israel

Las ruinas romanas de la antigua Cesárea, en Israel
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A orillas del mar Mediterráneo, entre Haifa y Tel Aviv, encontramos Cesárea: una ciudad de parada obligatoria para los amantes de la historia y la arqueología que viajan a Israel.

Y es que esta ciudad fundada en el siglo I a.C por Herodes el Grande en honor a César Augusto, acumula hoy día los restos de todos los pueblos que la han habitado a lo largo de su dilatada historia; desde por supuesto los romanos, hasta los bizantinos o los cruzados. Hoy vamos a centrar nuestra atención en las ruinas romanas.

El antiguo teatro es uno de sus mayores atractivos. Se trata de la primera instalación de este tipo construida por el monarca para el entretenimiento de sus ciudadanos. Su privilegiado emplazamiento convierte a quienes hoy día tienen la fortuna de presenciar alguno de los festivales de música que periódicamente se realizan en él, en unos auténticos privilegiados.

Todavía más impresionante es el gran hipódromo situado a escasos metros, en su época escenario de las carreras de cuadrigas. Sus gradas llegaron a dar cabida a 15.000 espectadores que, al tiempo que disfrutaban de las carreras, podían deleitarse con una hermosa vista del Mediterráneo.

Si nos fijamos bien, entre el teatro y el hipódromo descubriremos los restos del Palacio de Herodes. Queda poco de él, pero no resulta difícil imaginar el aspecto que debía presentar en su época de esplendor. Su mera ubicación, literalmente colgado del mar, ya indica que Herodes era un hombre que sabía lo que se hacía.

No muy lejos, siguiendo la costa, daremos con parte del acueducto que llevaba el agua desde los manantiales del Monte Carmelo hasta la antigua ciudad de Cesárea, suministrando agua a todos sus habitantes. Hoy día, paralela al acueducto discurre una larga playa en la que los visitantes no dudan en hacer una parada para tomar el sol en este lugar con tanta historia.

Estas son sólo algunos de los más importantes restos romanos que podemos admirar en la antigua Cesárea Marítima, en un sólo día. Si se dispone tiempo en Israel, no haremos mal en reservar al menos un par de jornadas que nos permita visitar la zona con calma.

Foto | Carmen En Diario del Viajero | Israel: la fortaleza de Masada, Museo Torre de David, en Jerusalén

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos