Compartir
Publicidad
Publicidad

Problemas en la frontera tras hacerse la cirugía estética

Problemas en la frontera tras hacerse la cirugía estética
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pasó en China pero podría haber pasado en cualquier otro lugar: un grupo de mujeres chinas viajó a Corea del Sur para someterse a diversas operaciones de cirugía estética, y cuando intentaron retornar a su país se vieron retenidas por la policía.

¿La razón? evidentemente sus nuevas caras no coincidían con las fotos del pasaporte. Ojos más abiertos, narices retocadas, mentones estilizados... los oficiales tuvieron que comprobar cuidadosamente las partes no corregidas para asegurarse la identidad de las señoritas, que recibieron la recomendación de hacerse inmediatamente nuevos pasaportes con fotos actualizadas.

En el aeropuerto de Shanghai, donde sucedieron los hechos, los trámites de identificación suelen durar 45 segundos, aunque en este caso se alargaron varios minutos para cada una de las afectadas (23 mujeres en total).

Con el desarrollo económico, tanto la cirugía estética como los viajes al extranjero están en pleno auge en China. La combinación de ambas puede ser problemática, como nos demuestra esta historia. Las comprobaciones de identidad son cada vez más estrictas y cada vez son más los casos de gente con problemas por no parecerse a su foto del pasaporte (por ejemplo, por llevar barba o el pelo largo).

¿Será necesario adaptar nuestra imagen a la foto cada vez que viajemos al extranjero? ¿Deberemos realizar nuevos pasaportes cada vez que tengamos un cambio de imagen radical? Esperemos no tener que llegar a esos extremos, ya que los pasaportes expedidos antes de tiempo sólo tienen validez hasta la fecha de caducidad del original remplazado.

Vía | China Daily Imagen | restlessglobetrotter

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos