Publicidad

Una gallega en la India: Cabalgando por el Rajasthán

Una gallega en la India: Cabalgando por el Rajasthán
Sin comentarios

Publicidad

Me encuentro en Rajasthán, en Udaipur para ser exactos –allí donde rodaron la escena de Octopussy del hotel en el lago- y como estaba un poco harta de ver vacas y de "Entra en mi tienda, sólo mirar" pues me he ido a montar a caballo, aprovechando que tienen una raza de purasangres que criaban los mismos Maharajas.

Tampoco hacía falta que se esmeraran mucho en el adiestramiento porque la verdad, cuando se pone el bicho al galope parece un avión despegando (sí, estoy viva para escribir esto de casualidad, va a ser que tengo buena suerte).

Así que estaba allí subida al caballo en un escenario bellísimo. Remontando el curso seco de un río, entre la tierra ocre salpicada de árboles, galopando por las colinas, con un valle que se abría en un lago cubierto de flores de loto y a lo lejos montañas de tierra desnuda; un paisaje sobrecogedor. Y con esta profundidad de espíritu que me estoy descubriendo, me digo a mí misma: Parece un anuncio de Marlboro.

Si es que a falta de otras distracciones me he puesto en plan amazona. Mañana me voy a montar en bici y hace un par de días me fui a montar a camello y a pasar la noche en el desierto.

Ya sé que es la turistada, ¿pero cuál es el problema? Ya noto cómo me crece la lana, pero mira; ¿para qué gastar neuronas pudiendo seguir al rebaño? Desde Varanasi, me he enganchado a la Ruta de los Turistas: pasando por Kakhurajo, visitando el Taj Mahal en Agra y ahora en Rajasthán.

!Va bien cuidarse de vez en cuando!

Bea Piñeiro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir