Compartir
Publicidad
Publicidad

Suecia: Kungsleden, la senda del rey en Laponia

Suecia: Kungsleden, la senda del rey en Laponia
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las experiencias viajeras más increíbles de mi vida tuvo lugar en Suecia, concretamente en el Kungsleden, la senda del rey en Laponia. Se trata de un sendero situado al norte de país, de aproximadamente 440 kilómetros de largo y a unos 200 por encima del Círculo Polar Ártico.

El Kungsleden es especial porque atraviesa una de las zonas mas remotas de Europa, repleta de parajes desiertos y de una belleza cautivadora. Es mucho más interesante hacer el camino en primavera, ya que todo está nevado, pero las temperaturas son más agradables. No obstante, en verano los paisajes también son increíbles.

El Kungsleden se divide en cuatro porciones, que representan aproximadamente una semana de caminata cada una, aunque sólo hay un tramo en el que hay refugios y que es el más popular. Precisamente es el que nosotros hicimos, y va desde la Estación de Montaña de Abisko hasta la pequeña localidad de Nikkaloukta. La distancia media diaria que se cubre es de 15 kilómetros.

Lo normal es hacer el Kungsleden con esquís de fondo, aunque nosotros lo hicimos con raquetas de nieve, que son más sencillas de controlar para novatos en estas lides. Los esquís de fondo requieren un poco más de experiencia previa, aunque permiten recorrer las etapas con mayor celeridad.

Por supuesto, hay que llevar un equipamiento de calidad para evitar las bajas temperaturas. En primavera había mínimas de -20º pero con el esfuerzo y el sol no se notaba el frío. También es recomendable llevar un guía que conozca el terreno.

No obstante, lo mejor del Kungsleden es estar en contacto directo con la naturaleza salvaje, ya que los paisajes son vírgenes y las nieves te rodean por todas partes. Este tipo de aventuras son ideales para desconectar de todo, pues en los refugios donde pasas la noche no tienen ni electricidad ni agua corriente. Eso sí, todos los viajeros tienen colchón y almohada. El ambiente es fantástico y reina el compañerismo. Todos ayudamos con las tareas domesticas, limpiando, cocinando, lavando los platos, cortando leña, trayendo agua del pozo...

Pero además de por los increíbles paisajes polares y del compañerismo, uno de los grandes atractivos del Kungsleden es la posibilidad de ver la aurora boreal. Imaginaos en medio de la nada, rodeados de nieve por todas partes y con la aurora boreal sobre vuestras cabezas. Una joya escondida en el norte de Suecia. El Kungsleden, la senda del rey en Laponia.

Imagen | Pau En Diario del viajero | The Karhunkierros Trail: Senderismo en Laponia, Suecia: inauguran un hotel con habitaciones suspendidas en los árboles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio