Compartir
Publicidad
Biet Ghiorgis, una iglesia tallada en un bloque de piedra
Cajón de sastre

Biet Ghiorgis, una iglesia tallada en un bloque de piedra

Publicidad
Publicidad

De lejos parece un gran ladrillo dorado por el sol tallado en una sola pieza llena de imperfecciones microscópicas. Así es el edificio/escultura llamado Biet Ghiorgis (o iglesia de San Jorge), situada en el norte de Etiopía, en Lalibela.

Una obra arquitectónica monolítica que ha sido tallada a partir de un solo y enorme bloque de piedra. Como este bloque está recortado del mismo suelo, la iglesia queda construida bajo tierra y su parte más elevada queda a ras de suelo: como un pozo rectángulo de cuyo fondo nace el edificio. Un edificio de 25 x 25 x 30 metros que no está compuesto de ladrillos sino de sólida pared.

.

A causa de su estructura con forma de cruz, se creyó que los orígenes de Biet Ghiorgis se remontaban hasta el siglo XIII, cuando los caballeros templarios la tallaron.

Sin embargo, hoy día, la teoría más aceptada para explicar su misterioso origen es que las civilizaciones árabes medievales fueron las constructoras de esta estructura alrededor del siglo XII. Se sabe que los árabes tenían una larga tradición de construcciones de estructuras pétreas que se remonta hasta el imperio persa.

Se cree que el rey que ordenó la construcción es Gebre Mesgel Lalibela, de la dinastía Zagwe. Aunque todo son conjeturas, pues la técnica de la época tampoco era lo suficientemente avanzada como para construir edificaciones como esta.

Bete Giyorgis Lalibela

El primer europeo que posó sus ojos en este tipo de iglesias fue un explorador portugués llamado Pero da Convilha, seguido por el también explorador Francisco Alvares, que en 1520 quedó tan sobrecogido por la belleza de estas iglesias-ladrillo que temió que nadie diera por ciertas las descripciones que plasmó en su diario.

Biet Ghiorgis se engloba en la misma categoría de monumento, los llamados monumentos rupestres, que la iglesia de Ivanovo en Bulgaria, la de Petra en Jordania o la de Temppeliaukio en Helsinki.

La iglesia forma parte del Patrimonio de la Humanidad nombrado por la Unesco en el año 1978 junto al resto de las iglesias que constituyen el conjunto llamado Iglesias talladas en la roca de Lalibela.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio