Publicidad

Cinco historias asombrosas de supervivencia: en una isla desierta, comiendo perro, en el huracán...

Cinco historias asombrosas de supervivencia: en una isla desierta, comiendo perro, en el huracán...
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Algunos viajes implican historias de supervivencia que bien podrían formar parte de una serie de televisión tipo Lost. Una simple ruta de senderismo por un bosque se puede convertir en una aventura, aunque para minimizar riesgos os recomiendo Cosas a tener en cuenta si os perdéis en el bosque, sobre todo si eres un niño de 7 a 12 años.

Incluso el avión donde viajáis puede estrellarse, aunque sea harto improbable. Sea como fuere, a continuación cinco relatos de supervivencia que han pasado a la historia, y que quizá os inspiren si os veis atrapados en la misma tesitura.

1. En una isla desierta

Mapa de la isla
¿Os queréis sentir como Robinson Crusoe? Entonces sabed que podríais viajar a la isla donde un náufrago inspiró la obra Robinson Crusoe, de Daniel Defoe. Concretamente el archipiélago de Juan Fernández.

Entre 1704 y 1709, el marinero Alexander Selkirk escogió quedarse en esta isla desierta solo con un fusil, pólvora, cuerda, un poco de ropa, algunas herramientas, un cuchillo y una Biblia. Finalmente fue rescatado por un buque inglés. Si queréis conocer mejor toda la odisea de Selkirk os recomiendo la lectura de El verdadero Robinson Crusoe, y la isla más literaria del mundo.

2. En el huracán

En 1983, en el Pacífico Sur, Tami Oldham Ashcroft y su novio fueron sorprendidos en el mar por un huracán de categoría 4 (es decir, algo verdaderamente poderoso). El novio desapareció, pero Tami despertó de la inconsciencia sobre el barco, que tenía el mástil roto, el motor estropeado y la radio fundida.

Tami no se rindió. Improvisó una vela y, con unos pocos víveres que le quedaban, consiguió llegar a Hawáis, a 2.415 km del accidente, 41 días después. En el libro Lost at Sea!: Tami Oldham Ashcroft's Story of Survival, de Matt Doeden, se narra con todo lujo de detalles la odisea.

3. Comiendo perro

a
Entre 1912-1913, en la Antártida, la mitad de los perros husky y todos sus víveres se precipitaron por una sima y el explorador Douglas Mawson y otro miembro de su equipo se vieron obligados a comerse a los otros perros para sobrevivir. El compañero murió envenendo por el hígado del perro (en solo 100 gramos de hígado de husky hay suficiente vitamina A como para matar a un hombre adulto).

Casi sin provisiones, los supervivientes tuvieron que recorrer entonces 480 km para volver a la base. Podéis leer toda la historia completa aquí.

4. Perdido en la montaña peruana

Siula Grande
Siula Grande
En 1985, durante un ascenso accidentado por el Siula Grande, una montaña de 6.344 msnm en los Andes Peruanos, el montañista británico Joe Simpson se rompió una pierna. Mientras su compañero, Simon Yates, lo bajaba con unas cuerdas cayó y supuso que había muerto con el golpe. Días más tarde, Simpson llegó arrastrándose a la base justo cuando Yates estaba a punto de marcharse a casa.

Toda su aventura fue escrita por el propio Simpson en el libro Tocando el vacío (en inglés: "Touching the Void"), que más tarde se convertiría en una película documental con el mismo nombre, dirigida por Kevin MacDonald. La película ganó el premio Alexander Korda a la mejor película británica en los Premios BAFTA del año 2004.

5. Sobreviviento en la selva

a
Fotograma de la película “Milagro en el Infierno Verde” de Giuseppe Scotese
De nuevo nos trasladamos a Perú, concretamente al año 1971. Entonces Juliane Köpcke tenía 17 años, cuando viajó hasta allí para ver a su padre. El avión se estrelló sobre la selva amazónica y ella fue la única superviviente. A pesar de tener la clavícula fracturada y no llevar zapatos, al más puro estilo El último superviviente, llegó a la cabaña de un cazador tras diez días de caminata.

Sobre su increíble aventura se han hecho dos películas: Se han hecho dos películas: I miracoli accadono ancora (Los milagros todavía ocurren), dirigida por Giuseppe Maria Scotese (1974); y Wings of Hope (Alas de Esperanza), dirigida por Werner Herzog (2000).

Fotos | Lost En Diario del Viajero | Cuáles son las probabilidades de sobrevivir a un accidente de avión

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir