Compartir
Publicidad
Publicidad

Decálogo del viajero saludable

Decálogo del viajero saludable
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Viajar no tiene que estar reñido con los hábitos saludables, aunque muchas veces nos relajemos y no tomemos ciertas precauciones o cometemos algunos excesos que nos pueden perjudicar. Éste es el decálogo del viajero saludable, diez consejos para planificar el viaje saludablemente.

  • Preparar el viaje con un mínimo de 30 días de antelación. De este modo, las prisas de última hora no nos dejarán que nos saltemos los puntos siguientes.

  • Informarse sobre las enfermedades que pueden contagiarse en el lugar elegido. Acudir al centro de vacunación más cercano o al centro de salud para informarnos sobre las vacunas necesarias en nuestro destino, y en su caso al centro de vacunación internacional.

  • Elegir bien la ropa y el calzado, según el destino y duración del viaje. Es evidente que para tolerar mejor el frío, el calor o la humedad, habremos de llevar distintas ropas. En zonas poco frecuentadas por el hombre la vestimenta puede proteger de picaduras y mordeduras.

  • Durante el viaje hay que procurar ingerir alimentos siempre cocinados, prestando especial atención a las salsas, pescados o alimentos con huevo, más susceptibles de estar en mal estado.

  • Beber agua embotellada, y las bebidas sin hielo. También existen mecanismos de potabilización de agua.

  • Consumir siempre fruta que se pueda pelar personalmente, o bien lavada y secada. Evitar ensaladas en zonas tropicales y helados caseros que pueden emplear agua no potable.

  • Siempre llevar para las salidas agua, gorra, gafas de sol, cremas protectoras solares e insecticida o repelentes antimosquitos.

  • Evitar compartir cepillos de dientes, maquinillas de afeitar... Tampoco realizarse tatuajes en establecimientos sin garantías sanitarias por los peligros de infección.

  • Tomar precauciones a la hora de mantener relaciones sexuales con desconocidos, utilizando preservativo, para evitar enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados.

  • Prestar atención al botiquín de viaje, sobre todo si se padece alguna enfermedad o si se viaja con ancianos o niños, más sensibles al sol, a las nuevas comidas o al cansancio.

Como vemos, la mayoría son consejos que deberíamos tener en cuenta en nuestra vida cotidiana, y no sólo cuando viajamos. Y vosotros, ¿seguís habitualmente este decálogo del viajero saludable a la hora de conocer nuevos destinos?

Vía | Vacunas.org Foto | joselbaez en Flickr-CC En Diario del viajero | Decálogo del ejecutivo viajero, Ecotrans, por un turismo consciente y responsable, Consejos de salud para antes y durante las vacaciones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio