Compartir
Publicidad
En esta ciudad de Polonia viven cientos de enanitos de bronce
Cajón de sastre

En esta ciudad de Polonia viven cientos de enanitos de bronce

Publicidad
Publicidad

Quienes tienen jardín en casa acostumbran a sufrir un deseo irrefrenable de decorarlo con enanitos, hasta el punto de que ha nacido incluso el Frente de Liberación de los Gnomos del Jardín.

En ese sentido, esta localidad de Polonia es una suerte de jardín para sus habitantes, pues en ella podemos encontrar cientos de enanitos de bronce repartidos por doquier.

Wroclaw

a

Los Krasnale son unos enanitos de bronce que se agazapan en los más insospechados rincones de calles y portales y rinden homenaje a otros enanos que desafiaron al régimen soviético, décadas atrás.

Eso es lo que podemos encontrar en el casco antiguo de Breslavia o Breslau (en polaco: Wrocław), en Polonia.

La estimación oficial de enanos de bronce es de 163 individuos, sin embargo hay quienes aseguran que se pueden llegar a encontrar más de 350 de estas figuritas.

Lo más divertido de visitar esta localidad consiste en intentar localizarlos todos, pues todos ellos están siempre haciendo algo diferente, interactuando con lo que hay a su alrededor, etc. Cada enano, incluso, tiene su oficio y su historia, como por ejemplo ‘Mr. & Mrs. Dwarf’ que tienen toda una historia de amor que culmina en matrimonio.

La ciudad invita a los visitantes a salir a la caza de enanos con la ayuda de mapas y aplicaciones para smartphones, como una suerte de Pokémon Go! pero en el mundo real.

Los orígenes

a

El primero de estos enanos fue instalado en el año 2005, como homenaje a los numerosos grafittis con enanos que había en su día en la ciudad. El primero de estos grafittis apareció pintado en un muro en la década de los 80 como curiosa forma de protesta del movimiento anticomunista Alternativa Naranja, que se oponía al régimen soviético que dominaba el país desde el final de la II Guerra Mundial.

En aquellos años, las autoridades se afanaban en borrar todos los Krasnale pintados, pero al día siguiente éstos volvían a aparecer y a multiplicarse. Eran indestructibles porque representaban el anhelo de libertad del pueblo polaco. El movimiento se extendió a otras ciudades como Varsovia, Lodz, Lublin, llegando a ser una parte del movimiento de solidaridad más grande que llevó a la caída del comunismo en Polonia.

El artista polaco Tomasz Moczek “resucitó” a los enanos, cambiando la pintura de spray por bronce. En su infancia él había visto aquellos enanos en las paredes y oído lo que los adultos comentaban sobre ellos.

Breslavia fue la sede de la Eurocopa 2012 y del Campeonato Mundial de Voleibol Masculino de 2014. Ha sido nombrada Capital Europea de la Cultura en 2016 junto con San Sebastián, y será sede de los Premios del Cine Europeo 2016 y Juegos Mundiales 2017.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio