Compartir
Publicidad
Publicidad

No me atrevo a salir de casa o por qué hay más gente que cada vez viaja menos (sobre todo a entornos naturales)

No me atrevo a salir de casa o por qué hay más gente que cada vez viaja menos (sobre todo a entornos naturales)
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las nuevas generaciones, a pesar de las facilidades en el transporte, la tecnología GPS y la reducción abismal de costes, viaja cada vez menos. O tal vez deberíamos decir que se mueve cada vez menos por entornos desconocidos, sobre todo en entornos naturales.

Por ejemplo, un estudio de Oliver Pergams y Patricia A. Zaradic publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, en febrero de 2008, ponía en evidencia que la mayoría de actividades al aire libre, como la acampada, la pesca, las excursiones o las visitas a parques nacionales o bosques, se reducen constantemente alrededor de un 1 % a año.

Otro estudio de 2002 revelaba que los niños de ocho años podían identificar más variedades de Pokémon que de especies auténticas de su zona.

Al parecer, la sobreprotección a la que están sometidos los niños está también reduciendo las capacidades de éstos para explorar su entorno y encontrar luego su camino a casa, como ya profundizábamos en Cosas a tener en cuenta si os perdéis en el bosque, sobre todo si eres un niño de 7 a 12 años. Un artículo publicado en Harvard Magazine firmado por Craig Lambert sobre los alumnos de primero de 2009 narraba la historia de una estudiante nueva que se aventuró en el metro de Boston y sufrió un ataque de pánico en un cruce subterráneo.

Otro estudio de 2010, llevado a cabo por la Universidad de Hertfordshire, en Inglaterra, y publicado en The Daily Telegraph, también sugería que las madres británicas se niegan cada vez más a permitir que sus hijos se lancen a explorar el campo porque ellas mismas eran incapaces de leer un mapa, una tendencia de las que os hablé en Ingraphicacy o por qué hay gente que no es capaz de entender un mapa.

Una fobia a las amenazas del exterior que recuerda a su versión más patológica, las de los Hikikomori: un término japonés para referirse al fenómeno de gente apartada que ha escogido abandonar la vida social, generalmente confinándose para siempre en su casa. O su versión más resignada, la del viajero Xavier de Maistre: al comprobar que, cada vez que intentaba salir de viaje, tenía un accidente, decidió quedarse en casa y escribir su gran libro de viajes sobre las cosas que contempló en ella, en su célebre “Viaje alrededor de mi habitación“.

Fotos | Vincent Guyot

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos