Publicidad

Cómo aumentar tus posibilidades de ver al monstruo del Lago Ness

Cómo aumentar tus posibilidades de ver al monstruo del Lago Ness
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

En esta entrada, os contaré como visitar el lago Ness desde la orilla menos frecuente, desde la cual descubriréis una bella cascada o una playa casi desconocida, sin turistas por allí. Desde esa orilla, podrán aumentar tus posibilidades de ver al monstruo del lago Ness, sin que se asuste por el ruido de la multitud.

El Lago Ness o Loch Ness es un lago de gran tamaño que se extiende por más de 37 km en Escocia. Además de su famoso monstruo, Nessie, el lago tiene otros puntos de interés que hacen que siempre esté lleno de turistas, especialmente en la zona donde se encuentra el castillo de Urquhart que podéis ver en la fotografía.

El lago Ness es inmenso y tiene un forma alargada, lo cual nos permite poder decir que aun siendo un lago, tiene dos orillas. Como os decía, lo habitual es visitar Loch Ness partiendo de Fort Williams, en Escocia. Así se accede a la orilla del lado del Castillo de Urquhart. Sin embargo hoy os vamos a sugerir disfrutar del lago desde la otra orilla, mucho menos visitada y mucho más agradable.

Ness3

Acceso al otro lado del lago Ness

En esta otra orilla, encontraréis la cascada de Foyers, y también una interesante zona para descansar o hacer una parada para daros un baño, si vais cuando hay buen tiempo. Se trata de la playa de Dores, que al igual que la cascada, también está en el lado menos conocido del Lago Ness.

Para ir a esta orilla del lago debéis coger el coche en dirección al pueblo llamado Foyers. Si vais en transporte público, existen autobuses desde Inverness y desde Fort Augustus, pero no desde Fort William o desde otras ciudades. Una vez en el pueblo, dejad el coche en el aparcamiento que hay un poco por encima de la cascada de Foyers.

Si vas en autobús también hay una parada encima de la cascada y tras verla, tenéis la ventaja de no tener que volver a subir, porque hay otra parada del autobús debajo de la cascada.

La cascada de Foyers y la playa de Dores

Ness1

La cascada de Foyers es preciosa. A mí me impresionó el gran caudal de agua que llevaba la cascada. Tiene 62 metros y termina en el Lago Ness. Los bosques de los alrededores de la cascada también merecen la pena, por lo que yo os recomiendo que hagáis el paseo completo. El camino por el que se va a la cascada y se vuelve lleva una media hora.

Durante el recorrido, podéis hacer una parada en la playa de Dores. Está a menos de 10 kilómetros de Inverness, a unos 5 kilómetros de la Cascada de Foyers. Es una playa de arena que se extiende medio kilómetro. Es una buen lugar para hacer una escapada y en verano, aprovechar para darse un baño y jugar con las olas del Lago Ness –sí, el Lago Ness tiene olas-.

Ness2

Además, la playa de Dores es el mejor lugar para buscar el monstruo del Lago Ness. Os lo puede decir Steve Feltham que lleva buscándolo allí 21 años – tiene el record Guinness.

De momento, este cazador del monstruo (Nessie Hunter) aún no ha encontrado a "Nessie" pero oye, quien sabe. Quizás en una visita que hagáis por las tierras de Escocia, vosotros tengáis más éxito que él, (y que yo, que tampoco conseguí divisarlo).

Ness5

Comer en la zona

Después de una excursión, os recomiendo que probéis el Haggis, un plato típico de Escocia. Podéis hacerlo a la hora de la cena, para terminar el día en el Dores Inn, un restaurante muy recomendable, que tiene una terraza mirando a la playa. Allí podéis comer el Haggis típico escocés y si os apetece, tomaros un par de whiskys de la mejor calidad.

El Haggis es una especie de morcilla escocesa que utiliza hígado y corazón de cordero y oveja. Está buenísimo – aunque no tan bueno como la morcilla de Burgos –. Quizás el Haggis de más calidad que probé en Escocia fue el de Dores Inn y por eso os lo recomiendo. Además, para los vegetarianos, el Dores Inn tiene una versión del Haggis hecha de tofú, para que no os quedéis sin probarlo.

Ness4

En resumen, con independencia de que el lado habitual es muy interesante, conocer la otra orilla o el otro lado del Lago Ness indudablemente merece la pena. La admirable cascada de Foyers o la playa de Dores son pruebas de ello y siendo un lugar muy tranquilo, aumentan las posibilidades de que podáis ver al monstruo del Lago Ness. Animaos a conocer esta zona tan bella de Escocia.

Imagenes | Asbestos en Wikimedia Commons y Pakus
En Diario del Viajero | Recorridos por Glen Coe, el Valle de las lágrimas y el Valle Secreto.
En Diario del Viajero | La Abadía de Kylemore, la Piedra de los Deseos y su triste historia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir